Campeona indiscutible: ENABLE ELEGIDA CABALLO DEL AÑO EN EUROPA

La ceremonia de los Premios Cartier fue realizada anoche (martes, 14 de noviembre) en las instalaciones del lujoso Hotel Dorchester (Londres, Inglaterra) y la gran triunfadora de la cita anual no fue otra que la brillante Enable (14, Nathaniel en Concentric, por Sadler’s Wells), entrenada del consagrado John Gosden y monta oficial del excelente Frankie Dettori, a quienes les brindo triunfos extraordinarios durante la actual campaña incluyendo el King George Vi & Queen Elizabeth S. (G1, Ascot, 2400m, grama, 2:36.22) y el Prix de l’Arc de Triomphe (G1, Chantilly, 2400m, grama, 2:28.69), además de un trío de “Oaks”, donde demostró ser la mejor entre sus compañeras de generación en las distancias de aliento. Su imponente actuación durante la temporada le mereció, obviamente, el título de Campeona Tresañera, pero además le otorgó el máximo reconocimiento de los premios, el título de Caballo del Año.

Enable, lo mejor del año en Europa – Foto: The Sun

Sus premios se convalidaron aún más cuando se eligió como Campeón Maduro al valeroso Ulysses (13, Galileo en Light Shift, por Kingmambo), ganador del Juddmonte Internacional S. (G1, York, 2100m, grama, 2:12.11) y del eclipse s. 8G1, Sandown, 2000m, grama, 2:03.49), que fue su escolta, a unos 4-½ cuerpos, en el ya citado King George Vi & Queen Elizabeth S. (G1) y a quien también superó en el Prix de l’Arc de Triomphe (G1).

Entrenado también por John Gosden y ubicado al tope del Free-Handicap europeo por su triunfo en el reciente Champion S. (G1, Ascot, 2000m, grama, 2:11.75), fue seleccionado como Campeón Tresañero el aún muy promisor Cracksman (14, Frankel en Rhadegunda, por Pivotal), que se convierte así en el 2º Campeón producido por su espectacular padre, el inderrotable Frankel (08, Galileo en Kind, por Danehill), que el año pasado tuvo su primer Campeón con la brillante Soul Stirring (14, en Stacelita, por Monsun), Camepona Dosañera en Japón.

La trascendencia del extraordinario Galileo (98, Sadler’s Wells en Urban Sea, por Miswaki), padre y abuelo paterno de los 3 campeones recién citados, quien sigue con gran fuerza la construcción de la saga Northern Dancer-Sadler’s Wells, se sintió en otros dos premios, pues como Campeón Fondista fue seleccionado el poderoso Order of St George (12, Galileo en Another Storm, por Gone West), el ganador del Irish St Leger S. (G1, Curragh, 2800m, grama, 3:03.19); y como Campeona Dosañera fue elegida la linajudísima Happily (15, Galileo en You’resothrilling, por Storm Cat), doble ganadora clásica G1, incluyendo victoria en el Prix Jean-Luc Lagardere (G1, Chantilly, 1600m, grama, 1:38.51), el Gran Criterium francés. Como si fuera poco, como Campeón Dosañero resultó elegido el valeroso U S Navy Flag (15, War Front en Misty for Me, por Galileo), también doble ganador clásico G1, incluyendo su triunfo en el Dewhurst S. (G1, Newmarket, 1400m, grama, 1:22.37) en tiempo récord para un dosañero, que como vemos es nieto materno del acreditado Galileo, monumental semental de nuestra época y calificado por muchas voces autorizadas como el mejor padrillo del mundo en la actualidad. Los últimos 3 campeones citados, todos, son entrenados del hombre récord de los clásicos G1en el mundo, Aidan O’Brien y pertenecen a la poderosa cuadra de Coolmore.

La chaquetilla azul de Godolphin no se quedó sin premios, pues el Campeón Sprinter resultó ser el magnífico Harry Angel (14, Dark Angel en Beatrix Potter, por Cadeaux Genereux), otro doble ganador clásico G1 en la temporada, incluyendo la consagratoria July Cup (G1, Newmarket, 1200m, grama, 1:11.25).

La lista de premiados cierra con el Premio al Mérito otorgado al excelente Sir Michael Stoute, entrenador de Ulysses, cuya licencia de entrenador data de 1972 y quien a través de su brillante trayectoria se ha convertido en un entrenador insustituible, con personalidad profesional e innumerables logros clásicos, incluso en las pruebas más relevantes de Europa. Nacido en Barbados, donde inició su trabajo con los caballos Purasangres de carrera, llegó a Inglaterra a los 19 años para desarrollarse como trabajador de los medios hípicos, pero al no lograrlo se puso a trabajar como asistente de entrenador y en 3 años logró su matrícula. Desde entonces no ha hecho otra cosa que ganar carreras, grandes carreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *