Contundente demostración: RIDE A COMET CONVENCIÓ EN EL DEL MAR DERBY (G2)

Excelente actuación cumplió el castaño Ride A Comet (15, Candy Ride en Appealing Zophie, por Successful Appeal), anexándose la victoria en el tradicional Del Mar Derby (G2, Del Mar, 1800m, grama, 1:48.11), que viene a ser su 1ª victoria clásica de grado. Contando con un preclara conducción del efectivo jinete Drayden Van Dyke, el potro, que partió como un “frío” 2º favorito, desarrolló una contundente atropellada, a partir de los 300m finales, para obtener así un cómodo triunfo, pues nadie corría más que él al final y, de paso, accionaba con notables comodidad y soltura.

Sólido prospecto parece Ride A Comet – Foto: Benoit

Durante los primeros tramos de la carrera, Ride A Comet se mantuvo entre los últimos, accionando a unos 6 cuerpos de la punta, corriendo por delante de tan sólo 2 rivales. La prueba era dominada entonces por Take the One o One (15, Acclamation en North Freeway, por Jump Start) en 23.97 para los primeros 400m, seguido de cerca por el favorito River Boyne (15, Dandy Man en Clytha, por Mark of Esteem). Cuando el puntero pasaba los 800m en 48.26, ya Ride A Comet, siempre controlado por Van Dyke, ya se ganaba a 4 rivales y comenzaba a acercarse a las acciones de los líderes. Sin embargo, al giro del codo final, con los 1200m registrados en 1:12.68, el castaño se vio encerrado tras una pared de rivales que le impedía seguir ganando terreno. Así, el favorito River Boyne pudo hacerse del dominio de las acciones e intentó venirse rumbo a la meta, bien movido por Flavien Prat. Sin embargo, justo a la entrada de la recta final, una brillante jugada de Van Dyke cambió totalmente el panorama para Ride A Comet, pues el jinete le sacó afuera de manera limpia, sin dar mayores ventajas, y ello permitió que ya en la recta el potro reaccionara como un verdadero “Cometa” y libre de obstáculos liberó toda su energía, explotando ante sus rivales, pasando a ganar con claridad, sin que el favorito tuviese argumento alguno para oponérsele. De hecho, ni siquiera pudo mantener el 2º lugar, pues debió cederlo ante el sorpresivo remate del irlandés Kazan 815, Shangai Bobby en Thousandfold, por Giant’s Causeway), que luego de correr penúltimo casi toda la carrera, remató en la recta justo detrás del ganador, quedando a 1-½ cuerpos.

Entrenado por Mark Casse, líder entrenador canadiense, Ride A Comet es un ½ hermano del tordillo Tapwrit (14, por Tapit), el ganador del Belmont S. (G1, Belmont Park, 2400m) el año pasado, por lo tanto hijo de la ganadora clásica G1 en Saratoga, Appealing Zophie (04, en Zophie, por Hawkster), quien ahora suma 2 ganadores clásicos entre 6 corredores. Convertido en otro ganador clásico de grado para el récord del extraordinario Candy Ride (99, Ride The Rails en Candy Girl, por Candy Stripes), el potro pertenece a una prolífica familia, con numerosos ganadores clásicos G1, incluyendo a Croeso (80, Super Concorde en Melody Tree, por High Tribute), ganador del Florida Derby (G1) y al Crack venezolano, individuo del salón de la Fama del Caribe, My Own Business (97-11, Voyageur en Word Medley, por Verbatim). Su padre, el Crack argentino Candy Ride, Líder Semental en EUA el año pasado, suma 11 producciones en edad de correr, acumulando a la fecha 78 ganadores clásicos, lo cual significa el 8,8% de sus corredores. En el pedigree del potro, libre de repeticiones dentro de las 4 primeras generaciones, muestra sólo dos linebreds con 6 generaciones abiertas, siendo ellos, un 5×6 al gran Mr. Prospector (70-99, Raise A Native en Gold Digger, por Nashua) y un 6×6 al inolvidable Northern Dancer (61-90, Nearctic en Natalma, por Native Dancer).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *