En Venezuela: RETORNARON LAS PRUEBAS SELECTIVAS

La temporada 2016 quedó trunca en materia selectiva en el hipismo venezolano. Los grandes problemas que agobian la actividad hípica, aunados a la muy conocida situación político-social que sufre el país, terminó con el cierre de la actividad hípica el pasado mes de octubre, evitando la realización del Clásico Simón Bolívar (Ven-G1), la principal carrera de cada año, e incluso impidió la participación de la delegación venezolana en la tradicional Gala Hípica del Caribe, hecho inédito desde la 1ª  disputa del Clásico del Caribe en 1966.

Don Lucas ganó una gran carrera – Foto: Líder

Pese a que las primeras estimaciones suponían un corto período sin carreras, no fue así. Y apenas a finales de diciembre se reanudaron las competencias hípicas, con la realización de un único día de carreras en el principal hipódromo nacional (La Rinconada), mientras el resto continuaba inactivo. Ya en 2017, por 2ª semana consecutiva, estos 28 y 29 de enero, sábado y domingo, hubo programación en La Rinconada con programas cortos de 8 carreras por día. La buena noticia es que regresaron las carreras selectivas.

El sábado (28 de enero) se realizaron pruebas exclusivas para ejemplares de 3 años. Como 2ª prueba de la jornada sabatina se escenificó el LXI Clásico Andrés Bello (Ven-G2, 1400m, 85-4/5), resultando vencedora la potra La de Horacio (14, Big Prairie en Alvalle, por Two Beat), demostrando amplia superioridad ante sus rivales. De esa forma, la potra que entrena Carlos Alberto Arteaga se mantuvo invicta en 2 actuaciones, ostentando récord clásico, pues había debutado ganando en octubre pasado en el Clásico Uniproca (Ven-G3, La Rinconada, 1200m, 72-2/5). En ambas ocasiones, la actual líder de su muy poco probada generación, contó con la conducción del jinete Yorman Gutiérrez.

Dos carreras después, se presentó el LXVIII Clásico Francisco de Miranda (Ven-G2, 1400m, 84-3/5), carreras que tuvo mayores incidencias, al presentarse una fuerte lucha, prácticamente desde el inicio, cerrada a partir del giro de la última curva, entre Abuelo Tomás (14, Circle of Fire en Wynsome Wesley, por Mt. Livermore) y Rayo Negro (14, King Seraf en Mapu Lady, por Came Home). El duelo terminó con Abuelo Tomás cruzando el disco por delante de Rayo Negro, con poca ventaja a favor. Pero, debido a la evidente molestia que el jinete de Abuelo Tomás estuvo provocándole a Rayo Negro durante toda la recta final, el ganador inicial fue distanciado, quedando como vencedor oficial Rayo Negro, entrenado de Rubén Lanz, que contó con la conducción de Jean Carlos Rodríguez. Para el zaino fue su 2ª victoria en 3 actuaciones, su primer clásico. Venía de derrotar con amplitud (3-¼ cuerpos) al propio Abuelo Tomás en una carrera común, luego de debutar 2º en el Clásico Cavepro (Ven-G3, La Rinconada, 1200m) en octubre pasado, derrotado por Manuscrito (14, Mr. Mistoffelees en Latinoamerica, por Slew Prince), potro que en esta ocasión no pudo, figurando 4º.

El día domingo, 29 de enero, hubo un par de carreras selectivas, con mayor calidad en los lotes. Con 8 hembras de 4 y más años, todas con probados méritos selectivos, se disputó la Copa Rafael Rodríguez Navarro (Ven-Listada, 1500m, 90-1/5), donde destacó con potente remate final la importada en vientre La de Mercedes (12, Leroidesanimaux en Gazelda, por Wild Wonder), doble ganadora clásica Ven-G1 a los 3 años, que contó con una estupenda conducción por parte de Carlos Rojas. La consentida de Ramón García, Co-Campeona Tresañera en 2015, obtuvo su 7º triunfo en 20 actuaciones, sumando su 5ª victoria selectiva.

El cierre selectivo en La Rinconada el fin de semana lo representó la Copa El Gran Sol (Ven-Listada, 1500m, 90-2/5), obteniendo la victoria en excelente demostración el guapo importado en vientre Don Lucas (12, Scat Daddy en Wild for Sure, por Wild Rush), que pudo superar a poco para el final a Blue Monkey (12, Bluegrass Cat en Silk Degrees, por Mutakddim), sobreponiéndose a un obligado cambio de línea de carrera a mitad de la recta final. Evitando seguir siendo cargado hacia afuera por Blue Monkey, el líder de la “truncada” estadística de jinetes 2016, Rigo Sarmiento, decidió levantar y buscar adentro, amalgamándose luego con su ejemplar en un solo movimiento, al tiempo que castigaba y arreaba con su peculiar estilo, logrando una reacción bárbara del zaino Don Lucas, que entrenado por Germán Rojas mostró excelente condición. Pocas veces los ejemplares sometidos a este tipo de incidencias en plena recta final logran recuperarse y vencer, pero el corazón de este Don Lucas es enorme, ya lo ha demostrado en otras ocasiones. Ganador de 11 en 22 actuaciones, Don Lucas no corría desde el 2 de octubre cuando venció en el Clásico Jockey Club de Venezuela (Ven-G1, La Rinconada, 1800m, 112.1/5).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *