ESPLENDOROSA abre 2017 con una sufrida victoria en el Clásico Eugenio María de Hostos (G3-pr)

Luego de haber cerrado 2016 al más alto nivel, ganando 3 carreras consecutivas por un margen de ventaja combinado de 37 cuerpos, la alazana Esplendorosa (2014, Hockenheim en Colonial P R, por Sudden Thunder) se llevó los honores en el Clásico Eugenio María de Hostos (G3-pr), en la semana inaugural de carreras 2017, de paso completando el arrase clásico del criador y propietario Waldemar “Wally” Rodríguez, Stud Cinco Hermanas, y del entrenador Máximo H. Gómez, la misma combinación que el viernes ganaba con la tordilla de 8 años Garbosa el “Día de Reyes”.

Esplendorosa, guiada por Edwin Castro -quien la ha montado en sus 6 últimas actuaciones, para 4 triunfos-, hizo gala de su velocidad para dominar a un grupo de 7 rivales, aunque en los primeros metros la dosificó un poco, esperando el primer cuarto de milla para tomar el comando, y luego, a 600 metros del final, logrando soportar la presión que ejerció por fuera La Aldeana, con Juan Carlos Díaz y entrando a la recta final con 1 cuerpo de ventaja, tras parciales de 23,84 y 47,21. En los 1200 el registro fue de 1.14,15, suficiente para tomar ventaja sobre La Aldeana y Ronronera, que trataba de colarse por dentro, y también para soportar la carga final de la tordilla Rhina My Love, que en atropellada logró anotarse el segundo lugar sobre la sentencia, desplazando a La Aldeana, a la que venía de escoltar en dos ocasiones consecutivas. El tiempo final de 1.88,60 para el recorrido de 1400 metros le permitió a Esplendorosa obtener el sexto triunfo de su incipiente campaña de 9 actuaciones, el tercero sobre la distancia de 1400 y su segundo clásico, pues en octubre se llevó el Clásico Camarero (G1-pr).

Foto tomada del video de la carrera

El Clásico Eugenio María de Hostos repartió bolsa de $46.000, y fue exclusivo para potrancas de 3 años.

Espledorosa es hija de Hockenheim, un hijo de A.P. Indy (Seattle Slew), un semental que destacó en su primera producción en Puerto Rico con el incansable Arquitecto, un gran campeón que es orgullo de la cría caribeña, reciente ganador de la Copa Confraternidad del Caribe, en contundente demostración. Su madre, Colonial P R, es una hija de Sudden Thunder (Storm Cat) criada en Haras Santa Isabel, que ganó una de las 6 que corrió en Camarero, a los 3 años. Colonial P R prudjo antes a Valentino P R (por Hockenheim), un ganador de 3; y a La Irunesa (por United States, que es un A.P. Indy y por tanto con el mismo patrón de cruce), ganadora clásica de 4.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *