ESTADOS UNIDOS: Barbara Livingston obtuvo su 4º Premio Eclipse en Fotografía

Estamos acostumbrados a ver hermosas fotos provenientes de la prodigiosa fotógrafa Barbara D. Livingston, muchas de ellas retratando ejemplares en retiro, imágenes que nos logran conmover por su carga emocional. Pero ella también está siempre activa en los hipódromos y capturas imágenes ágiles, precisas y, casi siempre, relevantes, con un nivel de calidad que no es común. Pues bien, una de esas fotografías, una de las tomadas durante la disputa del Gallant Bob S. (G3,Parx Racing, Septiembre/22), fue de tal factura que le aseguró a la brillante fotógrafa su 4º Premio Eclipse de Fotografía.

La foto premiada, tomada en el momento preciso – Foto: Barbara D. Livingston

El citado Gallant Bob S. (G3, Parx Racing, 1200m, 1:11.27) fue una carrera muy peleada, donde los potros Firenze Fire (15, Poseidon’s Warrior en My Every Wish, por Langfuhr) y Whereshetoldmetogo (15, El Padrino en Undisputed Legend, por Domestic Dispute) se aparearon desde los 500m finales para dar cuenta del puntero y de Seven Trumpets (15, Morning Line en Angel trumpet, por Cape Canaveral), para así venirse, cabeza a cabeza, a decidir la prueba durante toda la recta final. Faltando poco menos de 200m para el final, Firenze Fire logró dominar a Whereshetoldmetogo que, sin embrago, bajo las exigencias de Jeremy Rose no cedía, ni cedió nunca, lo cual obligó a Irad Ortiz Jr. y Firenze Fire a seguir concentrados al máximo para lograr el triunfo. Poco antes de la meta, inesperadamente, tal vez respondiendo a la impotencia de poder superar a su rival, Whereshetoldmetogo le lanzó un intrépido mordisco a Firenze Fire. Justo en ese momento, cuando los dientes de Whereshetoldmetogo rozan el cuello de Firenze Fire, logró la Sra. Livingston capturar la imagen que ha sido reconocida con el Eclipse Award. Como dijimos antes, el 4º Premio Eclipse que se le otorga a la Jefa de Fotografía del Daily Racing Form. La reacción de Whereshetoldmetogo es repentina, sin ningún indicio anterior que hiciera prever que sucedería. Corría honradamente, entregando su mejor esfuerzo, obediente además a los pedidos de su jinete y, de pronto, lanzó el mordisco, ese que quedó mágicamente atrapado en la lente de la gran fotógrafa estadounidense, que estaba de pie en el lado externo de la pista, atenta, con la intuición a flor de piel. Para lograr dicha foto utilizó una cámara Canon 1DX Mark II, con una lente de 300mm f2.8.

Acá, les dejamos la acción del emocionante Gallant Bob S. (G3), para que disfruten de ella e revaloricen la captura de la foto hoy premiada. Seguro le darán un aplauso privado a la maestría de la Sra. Livingston.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *