La acción en Del Mar: LAS SORPRESAS SIGUEN EN LA COSTA OESTE DE EUA

El viernes, 21 de julio, en la noche, tarde para este lado del mundo, tanto como para ver los reportes al día siguiente, la carrera más relevante del programa en Del Mar (California, EUA) fue el Osunitas S. (1700m, grama, 1:42.01), con una bolsa a repartir de US$82.775. En la prueba, exclusiva para hembras de 3 y más años, la favorita amplia era Mrs McDougal (12, Medaglia D’Oro en Distorted Passion, por Distorted Humor), que apenas pudo figurar 3ª, sin resultar un peligro para la vencedora, que fue la argentina Madame Stripes (12, Equal Stripes en Courtisane, por Silver Finder), que ganó una valiente carrera, tomando un pase entre dos en plena recta final, bien guiada por Kent Desormeaux. Entrenada por Neil Drysdale, la argentina venía de figurar 2ª en el Wilshire S. (G3, Santa Anita, Julio/01) y logra acá su 1ª victoria clásica, en una prueba que también ganara el año pasado una yegua argentina (Sobradora Inc). Entre las mejores de su generación en Argentina, la hija del argentino Equal Stripes (99, Candy Stripes en Equity, por Equalize), fue 2ª en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1) en 2015, la mejor figuración que lograra en su país. Colocando su récord en 3-6-0 (12 acts.) y sus premios en US$190.073, la argentina fue un “toquecito” en la taquilla, abonando US$10,20 por cada boleto a ganador.

El sábado, 22 de julio, en la jornada “terrible” de la caída del “mejor del mundo” en el San Diego H. (G2), también se disputó el Eddie Read S. (G2, 1800m, grama, 1:47.62). Allí partió como amplio favorito Ashleyluvssugar (11, Game Plan en Ashley’s Folly, por Urgent Request), conducido del histórico Gary Stevens, que venía de triunfar en el Charles Whittingham S. (G2,Santa Anita, 2000m, grama, 1:58.49). Sin embargo, en la carrera, que se redujo a 4 protagonistas entre los 7 participantes, resultó vencedor el tordillo irlandés Hunt (12, Dark Angel en Mansiya, por Vettori) que, haciendo honor a su nombre, cazó a sus rivales en plena recta final, respondiendo a una brillante conducción de Flavien Prat. El entrenado de Philip D’Amato se convirtió en otra sorpresa, al terminar pagando US$8,60 por cada boleto a ganador. Hijo del destacado semental irlandés Dark Angel (05, Acclamation en Midnight Angel, por Machiavellian), padre de 38 ganadores clásicos en 7 producciones en edad de correr (7,0% versus corredores), el castrado Hunt colocó su campaña en 6-5-3 (22 acts.), con premios acumulados por US$398.419, convirtiéndose en el primer ganador clásico de grado que produce en EUA su padre.

Cerrando esta nota, el domingo, 23 de julio, la carrera más importante de la jornada fue el San Clemente H. (G2, 1600m, grama, 1:34.75), donde 8 potras tresañeras se disputaron una bolsa a repartir de US$200.000. Acá, en una magnífica actuación, la irlandesa Madame Dancealot (14, Sir Prancealot en Sisal, por Danehill), luego de correr última a unos 13 cuerpos de la punta durante los primeros 1000m de carrera, desarrolló una sostenida atropellada, logrando desplazar a todas sus rivales, accionando por fuera de todas ellas, para dejar 2ª y 3ª a las favoritas de la prueba, convirtiéndose en soberano batacazo, abonando un dividendo de US$44,40 por cada boleto apostado a ganador. La gran favorita Sircat Sally (14, Surf Cat en Sister Sally, por In Excess), que llegó invicta en 7 actuaciones a la prueba, no mostró su usual velocidad inicial y finalizó en la 3ª posición. Aparentemente lesionada, la potra fue retirada de la pista en ambulancia equina.  La conducción de la irlandesa, hábil y exacta, estuvo a cargo de Jamie Theriot. Entrenada por Richard Baltas, la alazana Madame Dancealot logró su 2ª victoria clásica de grado/grupo, pues a los 2 años triunfó en Inglaterra en el Dick Poole S. (G3, Salisbury, 1200m, grama). Ahora su campaña se resume en 4-3-0 (12 acts.) y sus premios se elevaron a US$219.775. La potra es uno de los 2 ganadores clásicos que ha producido su padre, el irlandés Sir Prancealot (10, Tamayuz en Mona Em, por Catrail), a cuya 1ª producción pertenece.

Así las cosas, las sorpresas están al orden del día en Del Mar. ¡A las pruebas me remito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *