Por 1ª vez en EUA: EL 50º CLÁSICO DEL CARIBE SE DISPUTARÁ EN GULFSTREAM PARK

El tradicional Clásico del Caribe (1800m, US$300.000), exclusivo para ejemplares de 3 años, nacidos y criados en países pertenecientes a la Confederación del Caribe, llega este año a su 50ª versión y su celebración se llevará a cabo el próximo sábado 9 de diciembre, teniendo como escenario a las espectaculares instalaciones del hipódromo de Gulfstream Park (Hallandale, Florida, EUA), lo cual significa su disputa por vez primera en un hipódromo no perteneciente a países de la Confederación.

Un hermoso escenario para los 50 años del Clásico del Caribe – Foto: Gulfstream Park

La prueba, cuya primera versión se realizó en 1966, en el ya desaparecido hipódromo El Comandante de Puerto Rico, cuando se produjo la victoria del “icónico” ejemplar venezolano Victoreado (63-73, Viviani en Yeyela, por Dichato), será la gema principal de un programa selectivo que suma otras 4 pruebas de tal nivel, incluyendo al 32º Clásico Confraternidad del Caribe (2000m, US$100.000), la 2ª prueba en importancia de la cita caribeña, abierta a ejemplares de 4 y más años, que es también la más longeva del grupo complementario al Clásico del Caribe. Las 3 pruebas selectivas restantes son la Copa Dama del Caribe (1800m, US$121.500), exclusiva para potras de 3 años; la Copa Velocidad del Caribe (1200m, US$119.200), abierta a ejemplares de 3 años; y la Copa Invitacional para Importados (2000m, US$93.000), ésta restringida a ejemplares importados, de 3 o más años, que realicen campaña en países pertenecientes a la Confederación del Caribe.

Con 12 participantes ratificados hasta la fecha, el 50º Clásico del Caribe se presenta muy interesante, con representantes de México (3), Venezuela (3), Panamá (3), Puerto Rico (2) y República Dominicana (1), que tendrán sobre sus estribos a una excelente representación de los mejores jinetes latinoamericanos que hacen campaña en EUA, así como también al Premio Eclipse 2015 como jinete aprendiz, Tyler Gaffalione, que despunta entre los mejores jinetes radicados en Florida (EUA).

La delegación con mayor número de victorias en la historia del Clásico del Caribe es la de Panamá, que suma 15 victorias. Empatada con la delegación de Venezuela con 13 victorias hasta el año 2014, los potros panameños lograron triunfar en 2015 y 2016, tomando el comando. Venezuela, que no participó en 2016, como consecuencia de la enorme crisis general que mantenía suspendidas las actividades hípicas hace un año, obtuvo 5 triunfos en el lapso 2009-2014, perdiendo sólo en 2013 ante un representante de México, que es precisamente la 3ª delegación por triunfos con 11 victorias, pese a que su participación en el clásico caribeño no ha sido constante. La representación de Puerto Rico suma 8 triunfos, permaneciendo sin victorias desde 2007. Sólo otras dos delegaciones han triunfado en el Clásico del Caribe, ambas sorprendiendo en su momento, Colombia en 1984 y República Dominicana en 2008.

Para este año, Panamá parece tener su mejor carta en el potro Fray Angélico (14, Concerto en Angelical, por Screen King), un alazán que entrena el “legendario” Alberto Paz Rodríguez, ganador en 4 de sus 6 actuaciones, que tendrá al efectivo Luis Sáez en la silla. Este potro, cuya madre es nieta materna de un héroe del Clásico del Caribe, el panameño Barremina (71, Royal Medal en Bacacay, por Moslem), viene de vencer en prueba clásica sobre 1800m (1:56.30) el pasado 15 de octubre en el hipódromo Presidente Remón (Ciudad de Panamá), superando por 4 cuerpos a su compañero de delegación Señalero (14, Evaristo en Maurelia, por Malek), un potro ganador de 1 carrera, hijo de un histórico Caballo del Año panameño, ganador del Clásico del Caribe –por distanciamiento-, que llega a la prueba tras 7 derrotas consecutivas, aunque 5 de ellas en eventos clásicos. El tercer representante panameño será Gatillo (14, Evaristo en La Muyi, por Pyramid Peak), también hijo del triplecoronado panameño Evaristo (95, Tupido en De Repente, por Super Moment), un potro que luego de una estupenda campaña durante sus primeras 6 actuaciones, derrotando incluso al ya citado Fray Angelico por 8 cuerpos, ha fallado estruendosamente en sus dos últimas salidas, llegando a 22 cuerpos de Fray Angelico el pasado 15 de octubre. Se espera recuperación de Gatillo en este nuevo compromiso, donde contará con la monta de Tyler Gaffalione.

Inspirato, ¿la mejor carta mexicana? – Foto: Gonzalo Anteliz Jr.

Desde nuestro punto de vista, el equipo más fuerte es el representante de México, que cuenta con 3 poderosos representantes. El principal representante de los mexicanos parece ser Inspirato (14, Guard Cat en Quippi, por Trippi), un potro tordillo ganador al máximo nivel en México sobre distancias de 1600m y 1800m, que muestra una brillante campaña de 5-3-1 en 10 actuaciones y que, aunque viene de caer derrotado () tras sus dos compañeras de delegación, a ambas los había derrotado anteriormente. Será la monta del Eclipse Award por 4 años consecutivos Javier Castellano. Lo acompañan un par de potras, la alazana Jala Jala (14, Point Determined en Buzz Song, por Unbridled’s Song) y la zaina Joyme (14, Point Determined en Unkatzable, por A.P. Indy), ambas hijas del estadounidense Point Determined (98, Point Given en Merengue, por Broad Brush), que vienen de llegar y en el Clásico Kremlin (hipódromo de las Américas, 1800m, octubre/28) y presentan sólidas campañas. Ganadora de 6 (15 acts.), Jala Jala será conducida por Irad Ortiz Jr., mientras que Joyme, con 4 triunfos (14 acts.), tendrá a Manuel Franco en la silla.

La delegación venezolana parece tener su mejor representante en la potra La De Horacio (14, Big Prairie en Alvalle, por Two Beat), una experimentada potra, ganadora clásica a los 2 y 3 años, que viene de llegar 4ª en el Clásico Simón Bolívar (2400m, octubre/29), la prueba de mayor jerarquía del hipismo venezolano. Ganadora de 6 en 11 salidas, la potra que entrena Carlos Alberto Arteaga, se verá favorecida en la monta, pues será guiada por el reconocido jinete puertorriqueño John Velásquez. Unos 2 cuerpos por delante de La De Horacio en el Clásico Simón Bolívar se clasificó (2º) el tordillo El Cubita (14, Mr Maccool en Lady Lankford, por Wekiva Spring), un potro poco corrido, que luego de debutar ganando (1200m), ha corrido sólo en pruebas clásicas (3) de máximo nivel en su país, arribando en todos, sobre distancias de 1600m (1) y 2400m (2). Con tan sólo esas 4 actuaciones, el potro contará en el Clásico del Caribe con la monta del Campeón venezolano Emisael Jaramillo, totalmente acoplado a la pista de Gulfstream Park. Esta delegación se completa con el potro Tuki Montón (14, Treasure Cry en La Guacovia, por Seeking A Dream), cuyo principal aval es ser el triplecoronado en el hipódromo de Valencia (Edo. Carabobo, Venezuela), el 2º hipódromo del país, pocas veces representado en pruebas de corte internacional. Con campaña de 4-1-1 (8 acts.), el potro viene de llegar 3º en el Clásico Copa de Oro de Valencia (2000m), donde se enfrentó a los mejores maduros que entrenan en el hipódromo valenciano. Tuki Montón será guiado por Edgard Zayas, otro de los líderes jinetes en Gulfstream Park.

Inmenso hace honor a su nombre en la pista de Gulfstream Park – Foto: Gonzalo Anteliz Jr.

Puerto Rico trae a un representante impresionante en Justiciero (14, Coach Billy G. en La Policlínica, por Pair of Deuces), ganador en 7 de sus últimas 8 salidas, siempre bajo la conducción del líder jinete en Borinquen Juan Carlos Díaz, que está radicado en Florida (EUA) desde hace cierto tiempo ya. Casi invicto en 2017, Justiciero es secundado por el único castrado inscrito en la carrera, el alazán Platino (14, Musketier en Silver Vow, por Broken Vow) que, al contrario de su compñaero, llega a la prueba tras 6 derrotas en fila, 5 de ellas ante el propio Justiciero.

Finalmente, República Dominicana será representada por el potro Inmenso (14, Equinox en Libre y Soberana, por Roger Michel), otro ejemplar de campaña imponente, que se mantiene sin derrotas esta temporada en 8 actuaciones, arribando a la prueba como Triplecoronado, tal como lo hizo el único ganador representando a este país en la prueba en 2008, el recordado Sicótico (05, Blueformer en Lump of Joy, por Lombardi). Con campaña de 10-1-0 (14 acts.), todas las derrotas de Inmenso ocurrieron a los 2 años, habiendo sido insuperable como 3 años, ganando en distancias entre 1700m y 2000m. Este portento dominicano será guiado por el eficiente Joel Rosario, uno de los mejores jinetes dominicanos de la historia y en plena vigencia.

A dos semanas de la clásica jornada caribeña, las expectativas son amplias y parecen garantizar un espectáculo de 1ª línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *