Subastas Selectas de Yearlings en Japón: LA CLASE DE DEEP IMPACT SOSTIENE EL ÉXITO DE LAS VENTAS

La imagen del extraordinario Deep Impact – Foto: Shadai Stallion Station

Los hijos del extraordinario Deep Impact (02, Sunday Silence en Wind in her Hair, por Alzao) ocuparon un lugar especial en el escenario de Northern Horse Park (Hokkaido, Japón) este lunes, 9 de julio, en la sesión inaugural de las ventas selectas de yearlings japonesas. La aparición del primer potro hijo del espectacular sucesor del legendario Sunday Silence (86-02, Halo en Wishing Well, por Understanding) marcó la tendencia de lo que sería la venta de los Deep Impact y, por supuesto, el gran impulso que aportarían al éxito de la subasta.

Apareciendo como el #21 en el ring de ventas, el primer Deep Impact en escena fue un hijo de la ganadora de las 1000 Guineas neozelandesas (G1) y Campeona a los 3 años en Nueva Zelanda, King’s Rose (07, Redoute’s Choice en Nureyev’s Girl, por Nureyev), por tanto, hermano de ganador clásico G3 en Japón, aún en campaña, Satono Arthur (2014). Avalado por su pedigree y mostrándose como un auténtico Deep Impact en presencia física, el potro causó revuelo y fue asignado en venta a Danox Co. Ltd., luego de ofertar US$2.250.000 (¥250 millones). La venta no fue récord, pero sin dudas, fue el señalamiento claro de los récords que se alcanzarían en el acumulado de la sesión inaugural completa, que alcanzó US$87.585.779 (¥9.674.500.000). En total, cambiaron de dueños 211 yearlings de un total de 233 ofrecidos (90,6%) y el precio promedio por producto fue de US$415.145 ((¥45.850.000). Además, un total de 17 productos lograron precios de venta superiores al US$1 millón.

Yearling Líder: Deep Impact en King’s Rose – Foto: JRA

Los Deep Impact se fueron sucediendo en el ring y a cada paso de ellos se fueron presentando brillantes pujas que lograban precios de venta llamativos. Hubo fuerte presencia de compradores extranjeros, pero no les fue fácil adquirir estos potros, porque la competencia nipona era casi inderrotable. El producto #52, un hijo de la Campeona y 6 veces ganadora clásica G1 en EUA, Ginger Punch (03, Awesome Again en Nappelon, por Bold Revenue), ½ hermano del ganador clásico G2 en Japón, Rouge Back (12, por Manhattan Café), fue vendido por US$1.710.000 ((¥190 millones). Idéntico precio alcanzaría un potro hermano de la ganadora clásica G2 en Japón, Touching Speed (2012), hijo de la linajuda irlandesa Listen (05, Sadler’s Wells en Brigid, por Irish River), cuyo producto 2016 lideró esta venta el año pasado al venderse en US$2.430.000 (¥270 millones).

Un hijo de la recordada Campeona estadounidense Azeri (98, Jade Hunter en Zodiac Miss, por Ahonoora) fue comprado por quien fuera el propietario de Seep Impact en campaña, Kaneko Makoto, luego de ofertar US$1.280.000 ((¥140 millones). Manteniendo protagonismo total en la jornada, Deep Impact también fue responsable de la primera potra vendida por encima de US$1 millón, una de las únicas dos que superaron dicha cifra. Se trató del 2º producto de la argentina Safari Miss (11, Not for Sale en Safari Girl, por Sonus), ganadora del Gran Premio 1000 Guineas (G1) en su país, perteneciente a una línea materna de enorme efectividad, que fue vendida por US$1.035.000 (¥115 millones).

En total, se ofrecieron 25 Deep Impact, de los cuales fueron negociados 22 productos (88,0%), con un impactante precio promedio de US$995.000 (¥110 millones). De hecho, dentro del grupo de los 11 potros mejor vendidos, 7 de ellos (63,6%) correspondieron a la prole de Deep Impact. Dentro de este selecto grupo, estuvieron dos potros por el consagrado Heart’s Cry (01, Sunday Silence en Irish Dance, por Tony Bin), incluido un hijo de la ganadora clásica G1 argentina Life for Sale (08, Not for Sale en Doubt Fire, por Ski Champ) que se vendió por US$2.070.000 (¥230 millones); además de un potro de la 1ª producción de American Pharoah (12, Pioneerof the Nile en Littleprincessemma, por Yankee Gentleman), vendido por US$1.620.000 (¥180 millones), y un potro por Black Tide (2001), el hermano de Deep Impact, que se negoció por US$1.260.000 (¥140 millones).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *