Y siguen las secuelas: MIKE SMITH SUSPENDIDO POR LOS TROPIEZOS DEL SAN FELIPE S. (G2)

El “maestro” de la fusta, a no dudarlo, Mike Smith fue penalizado por los comisarios de Santa Anita Park (California, EUA) como consecuencia de los tropiezos que ocasionaron la descalificación, del 1º al 2º lugar, del potro McKinzie (15, Street Sense en Runway Model, por Petionville) en el San Felipe S. (G2, 1700m, US$400.000), corrido el sábado 10 de marzo, y que dejara como vencedor oficial al castaño Bolt D’Oro (15, Medaglia D’Oro en Globe Trot, por A.P. Indy), que contó con la conducción de otro “maestro”, Javier Castellano.

El final del San Felipe S. (G2) – Foto: Benoit

Como muchos ya conocerán, los dos potros dieron vida a una lucha titánica durante toda la recta final de Santa Anita Park, que se inició con dos fuertes encontronazos al cierre del giro de la última curva y finalizó con otros “topetazos” ocurridos dentro de los 100m finales de carrera, luego de lo cual McKinzie terminó venciendo, por poco menos de cabeza. Casi de inmediato se produjo el “Inquiry” por parte de los jueces de carrera, quienes recibieron además una reclamación de parte de Javier Castellano, por tropiezos sufridos en los últimos metros de la carrera. La decisión del distanciamiento de McKinzie parecía haber sido el final de la historia, pero las secuelas han continuado, con declaraciones y puntos de vista encontrados, especialmente de los “perjudicados”, en este caso, Bob Baffert, entrenador de McKinzie, y el “bajado” Mike Smith. Una secuela más es esta reciente decisión del cuerpo comisarial de Santa Anita de suspender a Smith por un período de 3 días.

Mike Smith reaccionó a la sanción. “Hubiese deseado que sólo me hubiesen suspendido a mí y que hubiesen retenido el premio correspondiente al jinete, pero que hubieran dejado al caballo arriba (en la pizarra)”, dijo Smith. “Ciertamente, no merecía ser distanciado. Quiero que de alguna manera entendamos eso. Si tu como juez no consideras que el caballo estaba envuelto en el hecho, ¿por qué castigar al caballo y a los propietarios y a todo aquel que ha dedicado a trabajar mucho y duro con él?”, agregó el jinete. “Quiero decir, castíguenme a mí”, finalizó diciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *