COVID-19 (coronavirus): Las medidas para evitar su propagación afectan la hípica mundialmente

A partir del día de hoy, 16 de marzo, y hasta el próximo 15 de abril , por lo pronto, se ha suspendido toda actividad hípica en Francia , en concordancia con las medidas que se toman en el país europeo para combatir la pandemia generada por la propagación del COVID-19 . En un comunicado oficial conjunto, France Galop y LeTROT , explicaron que: “nuestra principal prioridad es la salud de todos los interesados ​​en la industria y el cumplimiento de las directivas estatales. Al suspender todas las competencias, queremos ante todo protegerles de la pandemia actual. Con esta decisión, la industria francesa de las carreras de caballos también muestra su solidaridad y responsabilidad con toda la nación”.

Casi al unísono, el Hipódromo Argentino de Palermo (Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina ) anunció oficialmente la suspensión de todas las jornadas hípicas programadas desde hoy hasta el próximo 31 de marzo , en principio, “con el fin de contribuir al bienestar público y a evitar la propagación del COVID-19”. Desde el pasado jueves el Hipódromo Argentino de Palermo había cerrado sus instalaciones a la presencia de público durante las carreras.  Se adapta así el histórico coso de carreras a las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional argentino y por las Autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el mismo orden, desde Keeneland (Kentucky, EUA) se hizo oficial la cancelación definitiva de su temporada de primavera, que se desarrollaría desde el próximo 2 de abril y hasta el 24 de abril, también en concordancia con las medidas que se toman en EUA para combatir la expansión del COVID-19 . La decisión fue acelerada por la orientación del Centro para el Control de Enfermedades del 15 de marzo, que advirtió sobre lo inconveniente de la celebración de eventos tales como «conferencias, festivales, desfiles, conciertos, eventos deportivos, bodas y otros tipos de asambleas». La recomendación fue que los eventos deberían cancelarse o posponerse durante al menos ocho semanas. Keeneland ha anunciado simultáneamente que continuará proporcionando alojamiento a los caballos que ya están en sus cuadras. Sin embargo, añadió que, con vigencia inmediata, no se permitirá la entrada de más caballos. Se informó que los entrenamientos continuarán ocurriendo entre 6:00 y 10:00 am.

Finalmente, la actividad hípica en Inglaterra también se detendrá en su totalidad, desde mañana, 17 de marzo, por lo menos hasta el final de marzo. El anuncio ampliamente esperado de las autoridades hípicas inglesas alinea a la hípica británica con los protocolos establecidos por Irlanda y Alemania. Por su parte, Italia ha cancelado todos sus programas, por ahora, hasta el próximo 3 de abril.

En todo el mundo, las medidas preventivas y de confrontación a la propagación del COVID-19, tienen fechas de cierre tentativas, que podrían extenderse o no, de acuerdo, al comportamiento inmediato de la actual pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *