EUA: Indefinida la situación de JERRY HOLLENDORFER para su participación en DEL MAR

Versión en español, de información original firmada por Bill Finley, publicada por Thoroughbred Daily News (Julio, 09).

Debido a que los funcionarios en la pista del área de San Diego (California, EUA) aún no han hecho ningún anuncio oficial sobre si se le permitirá o no a los ejemplares bajo entrenamiento de Hollendorfer correr allí, la situación está en un limbo. Si Hollendorfer podrá o no competir en Del Mar, se convirtió en un problema después que se prohibiera la participación de sus entrenados en Santa Anita Park (California), y en todos los hipódromos del Grupo Stronach, y se le pidiera que retirara todos sus caballos de las cuadras, una vez que un cuarto de sus pensionados debió ser sacrificado durante la temporada que concluyó el pasado 23 de junio.

La decisión de Santa Anita Park cayó dentro de la categoría de «reglas de la casa». La Comisión de Carreras de Caballos del estado de California no tomó ninguna medida contra Hollendorfer y éste actualmente no está sometido a ninguna suspensión. La mayoría de sus ejemplares fueron trasladados a las cuadras del hipódromo de Los Alamitos (California), donde se le permite permanecer entrenando y corriendo.

Jerry Hollendorfer, vive un momento profesional álgido – Foto: Getty

Mientras tanto, Hollendorfer, su abogado Drew Couto y los funcionarios del hipódromo de Del Mar han sido muy cuidadosos con lo que dicen y no dicen acerca de la situación. Sin embargo, ante el paso del tiempo, y la aparente decisión de la New York Racing Association (NYRA) de prohibir también a Hollendorfer participar en sus hipódromos, se especuló que la gente de Del Mar decidiría unirse a Santa Anita Park y NYRA en su decisión de no permitir que Hollendorfer compita en la temporada que está por arrancar.

Ese podría ser el caso, pero cuando Thoroughbred Daily News (TDN) le preguntó al CEO de Del Mar, Joe Harper sobre ello, éste respondió: «Nunca digas nunca«. «Hemos tenido un par de reuniones y el balón está en la cancha de Jerry (Hollendorfer)», agregó Harper. «Todavía estamos tratando de llegar a un acuerdo que sea conveniente para ambos». Harper se negó a dar detalles. También se negó a explicar por qué la «bola» podría estar en la «cancha» de Hollendorfer, cuando parece que la decisión recae únicamente en la gerencia de Del Mar.

Couto, el abogado del entrenador, le dijo a la TDN que, si bien Del Mar aún no le ha dicho definitivamente que no se le darán puestos en las cuadras a su cliente, no queda mucho tiempo más para decidir sobre ello. «Del Mar siente que es un riesgo de Relaciones Públicas que no pueden asumir, pese al hecho de que no hay suspensión, que no hay acción contra él y que, en los últimos tres años, Del Mar tiene grandes números en lo que respecta a la seguridad de los caballos y Jerry (Hollendorfer) ha sido una gran participante de ello. Nunca ha sido un problema para Del Mar. De hecho, piensan muy bien de él. Pero entendemos que no quieren manejar los posibles problemas de Relaciones Públicas que podrían surgir en caso de asignarle puestos”, expresó el abogado.

«Todo el mundo ha estado tratando de explorar soluciones prácticas al problema y nadie ha perdido completamente la esperanza», dijo Couto. “Pero si no podemos llegar a una solución adecuada, entonces hay disposiciones contractuales entre Del Mar y los gremios, en particular, con el California Thoroughbred Trainers (CTT), que proporciona un proceso para tratar este tipo de situaciones. Sé que el CTT está al tanto de que este proceso debe seguirse. Si Del Mar no está motivado para hacer eso, habría que considerar cuáles otras opciones hay para que Jerry (Hollendorfer) proteja sus intereses. En cuanto a esto, todo está sobre la mesa y estamos considerando todo».

Una posibilidad es que a (Jerry) Hollendorfer se le nieguen los puestos en Del Mar y que se le permita correr allí. De acuerdo con Couto, la entrada o no a los establos de Del Mar cae bajo los deberes de los administradores, más no la gestión de la pista de carreras. Aquí resulta importante tener en cuenta que los tres administradores de Del Mar son empleados por la Comisión de Carreras de Caballos de California. «La Comisión de Carreras de Caballos (de California) no ha tomado ninguna medida en su contra y no puede rechazar arbitrariamente las inscripciones de alguien porque el hipódromo diga que pone en peligro sus Relaciones Públicas. Las acciones estatales involucran el debido proceso y las acciones estatales se llevan a cabo según estándares diferentes a los que uno podría argumentar que una asociación privada puede hacer. Si los Comisarios se niegan a validar sus inscripciones, tenemos un juego de pelota completamente diferente, que implica una acción del estado y se convierte en un desastre monumental para todos «, opinó el abogado.

Para complicar aún más la situación Hollendorfer-Del Mar, está el hecho que el estado de California es dueño de la propiedad que alberga al hipódromo. Couto señaló que eso significa que Del Mar no es un negocio privado, como lo es Santa Anita Park, y no tiene los mismos derechos que los privados para prohibir la participación de alguien.

-Con información de Thoroughbred Daily News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *