FRANCIA: KIRSTEN RAUSING, criadora y propietaria de ALPINISTA, habló de su apego a la línea materna de la tordilla (familia 9-c)

En un excelente reportaje, publicado por Thoroughbred Daily News (TDN) este martes, 4 de octubre, firmado por Emma Berry, la exitosa criadora y propietaria Kirsten Rausing, con la emoción del triunfo de Alpinista (17, Frankel en Alwilda, por Hernando) aún viva, dio detalles de cómo ocurrió su encuentro con el linaje materno (familia 9-c) que hoy representa, no sólo la principal línea materna de la yeguada que mantiene en su Lanwades Stud (Newmarket, Inglaterra), sino una de las más relevantes de la hípica mundial. La Sra. Rausing, que ha trabajado durante 40 años en el desarrollo de su conjunto de yeguas madres, ha mantenido por 35 años continuos a Sir Mark Prescott como el entrenador de sus ejemplares en carrera, incluyendo entre ellos a la madre y a la abuela de Alpinista.

De pelaje tordillo como su hija y casi toda su estirpe materna, Alwilda (10, en Albanova, por Alazao) fue ganadora selectiva a los 5 años, venciendo en el Silbernes Band (Listado, Colonia, 3800m, grama), sumando figuraciones selectivas en Inglaterra (Lingfield, 2600m, sintética) y en Alemania (Hamburgo, 3200m, grama), a los 4 y 5 años, respectivamente, cerrando su etapa atlética con campaña de 4-4-3 (24 acts.) y premios por US$ 71.938.

Por su parte, Albanova (99, en Alouette, por Darshaan), la abuela de Alpinista, fue una gran corredora, habiendo sido Líder en el Free-Handicap inglés y alemán (2200m-2800m), triunfando en un trío de eventos G1, todos sobre 2400m (grama), tal como su nieta Alpinista, en su caso, en Alemania, donde fue reconocida como Caballo del Año en 2004. Llevada a la cría se mostró como una gran matrona, produciendo, además de Alwilda, a otros tres ganadores selectivos, a saber, Algometer (13, por Archipenko), ganador G3 en Inglaterra, con figuraciones de grupo en ese país y en Francia; Alignak (16, por Sea The Moon), ganador selectivo en Inglaterra; y All At Sea (11, por Sea The Stars), ganadora selectiva a los 3 y 4 años en Francia, siendo la madre de Eldar Eldarov (19, por Dubawi), el reciente ganador del St. Leger S. (G1, Doncaster, 2800m, grama).

Sin embargo, hasta el domingo, la más importante corredora para las sedas de la Sra.Rausing era, sin dudas, Alborada (1995-2012), hermana de Albanova, Líder en el Free -Handicap europeo a los 3 años (1900m-2100m) y dos veces ganadora del Champions S. (G1, Ascot, 2000m, grama), a los 3 y 4 años, responsable de, al menos 9 ganadores selectivos, entre hijos, nietos y biznietos. Ahora ese lugar de primacía lo disputa con suficientes méritos Alpinista, que con espectacular triunfo en el Prix de l’Arc de Triomphe (G1, Longchamp, 2400m, grama, 5.000.000), llegó a seis triunfos G1 en fila, permaneciendo sin derrotas este año y el anterior.

Los héroes del «Arco de Triunfo» (G1) 2022 – Foto: Focusonracing

Según cuenta la Sra. Rausing en el reportaje de TDN, su asociación con la familia de Alpinista se inició en el año 1985, cuando compró al Aga Khan a la yegua Alruccaba (83-03, Crystal Palace en Allara, por Zeddaan), la 4ª madre de Alpinista, en sociedad con su gran amiga Sonia Rogers, propietaria de Airlie Stud, donde reconoce haber pasado varios años en formación, obteniendo conocimientos dentro del negocio de la cría. Pero, no fue una casualidad que la Sra Rausing terminara siendo propietaria de una yegua que tendría una profunda influencia en la cría, no sólo en su propia operación, sino a nivel mundial. Ella lo narra.

“Cuando era una colegiala mi abuelo me enseñaba sobre los pedigrees”, afirma. “Comenzamos con ganado lechero y con perros de caza, y luego pasamos a los Purasangres de carrera, de los cuales nada sabía, pero estaba muy interesado en sus pedigrees y en libros como Breeding a Racehorse (Criando un Caballo de Carreras) de Sir Charles Leicester. “El héroe para cualquiera interesado en la cría (de Purasangres) para entonces era el viejo Aga Khan, criador de Lady Josephine (1912-32, Sundridge en Americus Girl, por Americus), Mumtaz Mahal (1921-45, The Tetrarch en Lady Josephine) y compañía. Así, estudiando esos viejos libros y estas maravillosas yeguas, siempre creí que esta familia era, a mi entender, lo mejor que había en el Studbook”. Haciendo un poco de “historia”, Mumtaz Mahal, comprada como yearling por el Aga Khan III, se convertiría en “la potra voladora” (the Flying Filly), gracias a su extraordinaria capacidad pistera, para luego transformarse en una enorme influencia para el pie de cría del Aga Khan Studs, que este año celebra su centenario. Mumtaz Mahal viene a ser la 10ª madre de la espectacular Alpinista.

“Yo era una gran admiradora de Mumtaz Mahal y toda su descendencia, y también ayudó para ello que cuando era una niña el Swedish National Stud (Stud Nacional Sueco) tenía un semental llamado Darbhanga (42-72, Dastur en Mumtaz Begum, por Blenheim II), medio hermano de Nasrullah (40-59, por Nearco). Él era dos años más joven que Nasrullah y había participado en la Triple Corona inglesa, pero como era hijo de Dastur (29-53, Solario en Friar’s Daughter, por Friar Marcus) nadie lo quiso. La grandeza de Nasrullah aún estaba por aparecer, así que el gobierno sueco pudo comprarlo en 1945, después de la guerra y vino a Suecia, donde tuvo gran éxito, probablemente el más exitoso de la historia en Suecia”.

“De hecho, (Arthur) ‘Bull’ Hancock envió a un emisario en los años 50 con un cheque en blanco para comprar al hermano de Nasrullah, pero el gobierno sueco les respondió: ‘¿Por quién nos toman?, somos un gobierno socialista, no somos vaqueros’. En cierta forma fue una pena porque si el caballo hubiese ido a Kentucky habría sido mucho más influyente”. Precisamente, el primer ganador clásico criado por el abuelo de la Sra. Rausing fue un ganador de las 1000 Guineas Danesas, hijo de Darbhanga en una madre por Abernant (46-70, Owen Tudor en Rustom Mahal, por Rustom Pasha), que ostentaba un inbred (factor Rasmussen) a la matrona Mumtaz Mahal. “Eso hizo que focalizara toda mi atención en esta familia, desde que era una colegiala”. Así, en 1967, la Sra. Rausing compró a la yegua Ayesha (64-74, Right Royal en Biomaha, por Price Bio), perteneciente a una rama distinta de la familia 9-c, criando a Ayah (73-79, por Don), que sería la 2ª mejor dosañera de Irlanda en 1975. “Ella era sueca así que fue todo un logro”.

Ayah murió muy pronto, así que siempre estoy hurgando en los catálogos buscando algo de esa familia. Si alguna vez apareció alguno, siempre resultó muy caro para mí. Cuando vi a Alruccaba en el libro como una dosañera ganadora en las ventas de diciembre de 1985, por supuesto, casi me volví loca. Me fui a verla subrepticiamente antes de las ventas y, por suerte para mí, ella tenía un problema de tendón en una de sus manos. Había sido entrenada por (Sir) Michael Stoute y en ese tiempo su asistente era James Fanshawe, quien, más tarde, me diría que nunca antes tuvieron algún ejemplar tan lento en la cuadra y que estaban complacidos con que hubiera salido de perdedora en Brighton”.

La Sra. Kirsten Rausing aprendió desde niña a apreciar a la familia 9-c – Foto: Horsephotos.com

“Con Sonia Rogers hicimos un plan para asegurar la compra de Alruccaba. Sonia avaluó a Alruccaba mucho más cara de lo que yo pensaba. Hicimos un acuerdo complicado: yo pujaría por la potra y la compartiríamos hasta cierto valor y, si se pasaba del límite, yo seguiría pujando, pero entonces sería 100% de Sonia. Por suerte, costó mucho menos de lo que pensábamos. La compré por 19.000 guineas. Su precio de reserva era de 18.000. Así que Sonia y yo compartimos la propiedad. Alruccaba pasaba dos años en Lanwades y dos años en Airlie, a través de toda su vida como yegua madre.

Alruccaba produjo a Last Second (93-15, por Alzao), ganadora del Sun Chariot S. (G2, Newmarket, 2000m, grama, 2:02.84) y del Nassau S. (G2, Goodwood, 2000m, grama, 2:07.45) en 1996, madre a su vez de Aussie Rules (03-16, por Danehill), ganador del Poule d’Essai des Poulains (G1, Longchamp, 1600m, grama, 1:37.00) y del Shadwell Turf Mile S. (G1, Keeneland, 1600m, grama, 1:34.23). Adicionalmente, Alruccaba produjo a la Campeona Alleluia (98-15, por Caerleon), además de las ganadoras selectivas Arrikala (89-07, por Darshaan) y Alouette (90-11, por Darshaan), esta última Yegua Madre del Año en 2004. Otra de las hijas de Alruccaba, la castaña Jude (94-12, por Darshaan), no ganadora en 4 actuaciones, ha establecido su propia rama dentro de la familia, teniendo entre sus hijos a Yesterday (00, por Sadler’s Wells), ganadora de las Irish 1000 Guineas (G1, Curragh, 1600m, grama, 1:40.80) y a Quarter Moon (99, por Sadler’s Wells), ganadora del Moyglares Stud S. (G1, Curragh, 1400m, grama, 1:24.50), madre de Diamondsandrubies (12, por Fastnet Rock), ganadora del Pretty Polly S. (G1, Curragh, 2000m, grama, 2:07.38), y abuela de Eminent (14, Frankel en You’ll Be Mine, por Kingmambo), ganador G2 en Francia.

Alruccaba ha fundado toda una dinastía y a ello ha contribuido el hecho que ha tenido muchas más hijas (11) que hijos (2)”, afirma la Sra. Rausing. Una satisfacción adicional para la criadora es que Alpinista es nieta materna de Hernando (90-13, Niniski en Whakilyric, por Miswaki), un semental residente de Lanwades desde su retiro de las pistas en 2002, por cierto, abuelo materno también de la alazana Sea La Rosa (18, Sea The Stars en Soho Rose), la ganadora el sábado pasado, 1 de octubre, del Prix Royallieu (G1, Longchamp, 2800m, grama, 300.000). “Con muy pocas oportunidades, numéricamente hablando, Hernando es un significativo abuelo materno”, señaló la Sra. Rausing.

Finalmente, la exitosa criadora y propietaria afirmó que Alpinista ingresará a la cría para la próxima temporada. “Ha hecho suficiente, mas que suficiente, y yo le estaré eternamente agradecida”, expresó. Sin embargo, no anuló la posibilidad de que la espectacular tordilla vuelva a actuar este año. “Si volviera a correr será una decisión de Sir Mark (Prescott)”, dijo. En ese sentido, Sir Prescott mostró simpatía por la opción de participar en la próxima Japan Cup (G1, Tokyo, 2400m, grama, noviembre/27) que, además de su premio original, si gana, le ofrece a Alpinista un bono de US$ 3.000.000 por ser ganadora del «Arco de Triunfo» (G1).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *