GULFSTREAM PARK (EUA): Reporte de la Jornada Clásica de la CONFEDERACIÓN DEL CARIBE

Copa Confraternidad del Caribe

La 1ª carrera de las cinco (5) que constituyen la cita anual de la Confederación del Caribe esta vez fue la Copa Confraternidad del Caribe (2000m, US$100.000 ), una de los más tradicionales, junto al famoso Clásico del Caribe (1800m, US$300.000 ), éste exclusivo para 3 años. La Copa Confraternidad del Caribe tiene el encanto de presentar, generalmente, el retorno del ganador del Clásico del Caribe de la temporada anterior, a revalidar su dominio, aunque no siempre es un enfrentamiento generacional, porque puede conseguirse con otros ejemplares adultos de generaciones anteriores. Ese detalle le da un rigor distinto a la carrera.

Sin embargo, este año, la presencia del ganador del Clásico del caribe 2018, el imponente Kukulkan (15, Point Determined en The Real Mayo, por Bernardini) fue casi excluyente. Nadie hablaba de ninguno de los otros 4 participantes, un reducido espectro de rivales para el Campeón Mexicano que, hasta hoy, lleva el estandarte de Campeón del Caribe, para cederlo al nuevo ganador del enfrentamiento de potros caribeños. Tal vez fue su presencia la que redujo el lote a tan pocos participantes. Radicado en EUA todo el 2019 no le tocó hacer cuarentena como si al resto. Lucía sobrado en el papel. Las apuestas (1-9 ) indicaban que era poco menos que imposible derrotarle.

Kukulkán lució sobrado en la Copa Confraternidad del Caribe – Foto: Captura TV

La disputa de la prueba no hizo más que ratificar todo lo esperado. Fácilmente, dejando correr a sus rivales, desde el 4º lugar, controlado por el astro Irad Ortiz Jr., el zaino transitó la primera parte de la prueba, mientras su compañero de establo y de generación Kandinsky (15, free Thinking en Apatzingan, por High Chaparral) indicaba el camino de las acciones, por delante del panameño Fray Angélico (14, Concerto en Angelical, por Screen King) y del puertorriqueño Justiciero (14, Coach Billy G. en La Policlínica, por Pair of Deuces), dejando parciales de 24.47 (400m), 49.31 (800m) y 1:13.73 (1200m).  A partir de allí, Ortiz Jr. puso en funcionamiento su “máquina” y el zaino comenzó a emplearse pasando a dominar a mitad de codo, para imprimirle tono “epopéyico” a la recta final de Gulfstream Park y galopar a su antojo, con el estímulo de apenas un par de latigazos, cruzando el disco totalmente en las manos, con más de 6 cuerpos de ventaja sobre su compañero Kandinsky, para brindarle un sonoro 1-2 a su consagrado entrenador Fausto Gutiérrez y a la Cuadra San Jorge. Dejó registro de 2:04.19 para los 2 kilómetros.Tiene ahora récord de 16-1-1 (20 acts.) y ganancias por US$673.700. Emula a grandes caballos como los Campeones Verset’s Jet (90-10, Tri Jet en Verset’s Dancer, por Levee Dancer), My Own Business (97-11, Voyageur en Word Medley, por Verbatim) y su coterránea Jala Jala (14, Point Determined en Buzz Song, por Unbridled’s Song), obteniendo triunfos en el Clásico del Caribe y en la Copa Confraternidad. Por 2º año consecutivo, este equipo mexicano (Gutiérrrez-SanJorge), con Irad Ortiz Jr. unido a ellos, triunfan en esta prueba. Lo mismo vale para Point Determined (03, Point Given en Merengue, por Broad Brush), el padre tanto de Jala Jala como de Kukulkan.

Copa Dama del Caribe (1700m, US$86.500)

No hubo sorpresa en la prueba cuando se produjo una nueva victoria mexicana. Pero si alguna en las encargadas de ocupar y 2 º lugares, ambas representantes de la delegación de México que vino con pretensión de arrasar y, por lo menos, al inicio parece que está cumpliendo. A la vencedora Genubi Asquifar (16, Win Willy en Maricles, por Bold Legacy) sólo le presentaron pelea la dominicana Best Trebol (16, As de Trebol en Bestseller, por Forty Ninth Street), que indicó el camino bajo su presión, y su coterránea Laika 816, Impervious en Glitzen Glory, por Honour and Glory), que corrió a la expectativa, para intentar la victoria en atropellada. En parciales de 24.53 (400m), 49.04 (800m) y 1:13.64 (1200m), las tordillas dominicana y mexicana plantearon la primera parte de la prueba, pero en adelante Paco López puso a correr a Genubi Asquifar, provocando el movimiento de Laika, acelerada por Irad Ortiz Jr.

Genubi Asquifar logró la 2ª victoria para la delegación mexicana – Foto: Captura TV.

A la entrada de la recta final, Genubi Asquifar dominó y sintió la presión de Laika, pero en terreno derecho fue consistente y dura, manteniendo su primacía sobre la de la Cuadra San Jorge, pasando la milla en 1:39.37, para finalizar ganando por 1 cuerpo en tiempo de 1:46.35. Otro 1-2 mexicano,esta vez con Paco López y el entrenador Efrén Loza Jr. haciendo equipo con la ganadora, una representante de la Cuadra Rancho La Soledad. Tercera, a más de 5 cuerpo se clásificó Best Trebol, dominando a la venezolana Go Sexy Go (16, Pleasant Strike en My fantasy, por Santón), que siempre xcorrió en esa posición. La favorita entre las mexicanas, La Peralta (16, Drover en Diva, por Borrego), no pudo justificar ese apoyo y finalizó , es decir, penúltima. La mora Genubi Asquifar colocó su campaña en 6-1-3 (18 acts.) y suma ahora premios totales por US$88.987.

Copa Invitacional del Caribe (2000m, US$85.000)

La delegación mexicana continuó acaparando victorias. En esta prueba, exclusiva para ejemplares no nacidos en países de la Confederación, pero con campaña en la cuenca, se presentó insuperable la invicta estadounidense Letruska (16, Super Saver en Magic Appeal, por Successful Appeal), otra entrenada del efectivo Fausto Gutiérrez, que esta vez hizo equipo con el Campeón Jinete venezolano, Emisael Jaramillo, el jinete más ganador de carreras en la historia de estas jornadas caribeñas. Tanto Letruska como Emisael Jaramillo realizaron una magistral demostración de sus cualidades atléticas. Jinete y potra, pues Letruska apenas tiene 3 años, lucieron amalgamados, compenetrados en pasear la carrera, al no tener rivales capaces de darles pelea en los períodos iniciales del encuentro. Muy rauda para sus contendores, lideró la carrera en cómodos parciales de 25.49 (400m) y 50.40 (800m), manteniendo el paso rumbo a los 1200m, cuando sus rivales más cercanos, Little Paul (13, Sidney’s Candy en Game Show, por Deputy Minister) y el argentino Bravo Ignacio (14, Mutakddim en Biromista, por High Yield), intentaron ponerle presión.

Letruska concretó la 3ª victoria de la delegación mexicana – Foto: Captura TV

Sin embargo, Jaramillo no apuró a su potra y les dejó acercarse. Pero, una vez que piso terrenos del codo final, liberó a Letruska y esta comenzó a poner distancia entre ella y sus seguidores de nuevo. Así, pasó la milla en 1:39.14 y se dedicó a correr absolutamente libre de rivales toda la recta final, obteniendo la 7ª victoria de su campaña en rol de Invicta, de manera impresionantemente fácil. Atrás, lejos, quedó , batallando toda la recta por ese lugar, Bravo Ignacio, relegando al a Celandine (16, Street Sense en Oil Empress, por Empire Maker). Suma ahora premios por US$82.300.

Copa Velocidad del Caribe (1200m, US$115.000)

El arrase mexicano no se quedó en “leyenda”. Se concretó paso a paso, carrera tras carreras, incluso con protagonistas diferentes. Esta vez fue el turno del jinete Luis Contreras, haciendo equipo con el entrenador Ariel Ruiz. Ambos contaron con la extraordinaria velocidad del potro Sacamandu (16, Drover en Bilirrubina, por Election Day), que fue protagonista absoluto de la prueba. Haciendo de la carrera un “monólogo”, el castaño mexicano tomó el comando de las acciones desde la partida y puso clara diferencia con sus contendores, generando parciales de 22.54 (400m) y 45.83 (800m). De esa manera, giró el codo final con total solvencia en la delantera, mostrándose poderoso y consistente en la recta final, dejando el kilómetro en 57.71. ¡Inalcanzanble! No conforme con ello, recorrió los 200m finales en 12.70, pese a venir en las manos, cruzando la meta en 1:10.41 y ventaja amplia que no nos dedicamos a contar.

Sacamandu dio un galope imponente en la Copa Velocidad – Foto: Captura TV.

El potro que corre para la Cuadra Rancho Pozo de Luna, obtuvo la 5ª victoria de su campaña, presentando ahora récord de 5-1-3 (13 acts.), con premios totales por US$88.487. Contundente demostración de superioridad de los mexicanos ante sus compañeros de la Confederación del Caribe. Sólo queda ver qué sucede en el Clásico del Caribe, prueba que han ganado los potros mexicanos en las dos últimas versiones, ambas realizadas en Gulfstream Park (Florida, EUA).

M

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *