HIPÓDROMO PRESIDENTE REMÓN (Panamá): El Clásico Año Nuevo (Pan-G1) fue para el homenajeado Alberto Paz Rodríguez

Alberto Paz Rodríguez parece pertenecer a todas las épocas y no pasar nunca de moda. Entrenando desde 1971, se ha mantenido siempre entre los mejores entrenadores de su país, llegando a liderar 37 estadísticas y una cuantiosa suma de triunfos, hoy contabilizada en 6.392, entre los que se incluyen victorias múltiples en casi todos los clásicos más importantes del patio e incluso trascendiendo las fronteras patrias, representando con gallardía los colores panameños en los tradicionales clásicos de la Confederación Hípica del Caribe, en los que ha conseguido múltiples victorias. Nadie que se nombre hípico en el Caribe puede prescindir del conocimiento del legendario “Drooppy”, individuo del Salón de la Fama en Panamá, por supuesto, y del Salón de la Fama de la Confederación Hípica del Caribe.

Capocostello, con J. E. Morelos «up», se enfila hacia el triunfo – Foto: Hipódromo Presidente Remón.

Todo este preámbulo tiene asidero en que este 01 de enero el hipódromo Presidente Remón se vistió de fiesta para celebrar la apertura de la temporada 2020 con la tradicional disputa del Clásico Año Nuevo (Pan-G1, 2000m, US$48.400), que se correría “en honor a Alberto Paz Rodríguez”. Y todo no pudo salir mejor para el gran “Droopy” pues, dando una importante demostración de capacidad corredora, el potro Capocostello (16, Cross Traffic en Ad Litem, por Successful Appeal), el menos corrido del lote de 7 participantes, se hizo de la victoria, brindándole la oportunidad a Paz Rodríguez de triunfar en el primer clásico del año, un nuevo G1 panameño para su larga lista, que además se disputó en su homenaje. ¡Caída y Mesa Limpia! Sin duda alguna.

Conducido por el actual líder de los jinetes panameños, José Enrique Morelos, un virtuoso en la silla de los Purasangres, Capocostello salió a controlar la carrera desde el vamos, siguiendo los pasos de la clásica La Bolena (15, Alternation en Cut the Mustard, por Double Honor), saliéndose de la baranda recorridos los primeros 400m. Dejando correr a la puntera, Morelos mantuvo calmado a Capocostello hasta terrenos de los 700m finales de carrera, cuando su posición se puso en peligro ante los avances, por líneas externas, del argentino Trincheto (15, Jump Start en Trincheta, por Salt Lake) y del estadounidense Pow (16, Curlin en Sweet Symphony, por A.P. Indy). Respondiendo con solvencia, Capocostello se vino en busca del liderato, logrando entrar a la recta final en dicha posición, pese a la insistencia de La Bolena y el sostenido ataque de Trincheto. Sin embargo, ya desde los 300m finales, el estadounidense, arreado a la perfección por Morelos, tomó pleno control de las acciones y poco a poco fue tejiendo un claro triunfo, dejando 5 cuerpos atrás en el 2º lugar al estadounidense Pow, que muy cerca de la meta logró quebrar la línea de acción de La Bolena, superándole por pescuezo, mientras que Trincheto, peligroso a los inicios de la recta, cedió bastante en los últimos 150m, cerrando alejado unos 3 cuerpos de la 3ª posición.

El legendario «Drooppy» con su nueva estrella equina – Foto: Hipódromo Presidente Remón.

Para Capocostello, un hijo del destacado y joven semental estadounidense Cross Traffic (09, Unbridled’s Song en Stop Traffic, por Cure the Blues), padre de la Campeona Dosañera estadounidense Jaywalk (16, en Lady Pewitt, por Orientate), se trató de su 3ª victoria consecutiva y su 3º triunfo clásicode grado en Panamá, el segundo de nivel G1, pues el año pasado triunfó en el Clásico Junta de Control de Juegos (Pan-G1, HPR, 1800m, septiembre/01). Muestra ahora campaña total de 6-2-1 (9 acts.), con premios acumulados por US$99.560. Respondiendo a un benéfico patrón de cruce Mr. Prospector-In Reality, en una valiosa versión Fappiano-Valid Appeal, el alazán Capocostello muestra un pedigree libre de repeticiones dentro de sus primeras 4 generaciones que, expandido hasta la 6ª generación, permite notar linebreds a los referidos ejes del cruce, los Jefes de Raza Mr. Prospector (70-99, Raise A Native en Gold Digger, por Nashua) e In Reality (64-89, Intentionally en My Dear Girl, por Rough ‘n Tumble). El primero triplicado en fórmula 5x(6×5), a través de 3 hijos, y el segundo duplicado con balance de sexos, en arreglo 6×4.

Tremendo inicio de temporada para “Drooppy” que buscará ganar este año su 38ª estadística de entrenadores en Panamá. ¡Se dice fácil!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *