IRLANDA: La Campeona ALPHA CENTAURI produjo su primer hijo por GALILEO

Entre tanta disconformidad generada por la pandemia de la COVID-19 apareció una noticia fresca y feliz. Coolmore Stud publicó en su portal de Instagram imágenes de la Campeona Alpha Centauri (15, Mastercraftsman en Alpha Lupi, por Rahy) en potrero, acompañada por su primer producto, un hermoso potrillo alazán hija del extraordinario Líder Semental Galileo (98, Sadler’s Wells en Urban Sea, por Miswaki). El potro resulta ser todo un “Príncipe Purasangre ”, con un linaje exquisito que reúne célebres ancestros, teniendo como su 4ª madre nada menos que a la legendaria Campeona y matrona Miesque (84-11, Nureyev en Pasadoble, por Prove Out). En adición a ello, su abuelo materno el valioso Mastercraftsman (06, Danehill Dancer en Starlights Dreams, por Black Tie Affair) es un nieto paterno del sensacional Danehill (86-03, Danzig en Razyana, por His Majesty), que junto a Galileo conforma el dueto más prolífico en producción de ganadores clásicos entre los nietos paternos del inolvidable Northern Dancer (61-90, Nearctic en Natalma, por Native Dancer).

La Campeona Alpha Centauri y su potro por Galileo – Foto: Coolmore Stud.

El potro alazán, careto por más señas, es entonces otro producto del espectacular patrón de cruce, el nick del Siglo XXI, Galileo-Danehill , el mismo que produjera al inderrotado Campeón Frankel (08, Galileo en Kind, por Danehill), hoy por hoy, toda una sensación como semental. Su padre, Galileo , triunfador clásico en distancias entre 1600m y 2400m , ha sido Líder Semental en el Reino Unido 11 veces, en 2008 y desde 2010 hasta 2019, acumulando, al menos, 84 ganadores clásicos G1 . Su madre logró a los 3 años (2018 ) cuatro triunfos consecutivos en pruebas clásicas G1 , esparcidos en pistas de tres países –Francia , Inglaterra e Irlanda-, todos sobre la clásica milla (1600m), lo cual le permitió ser elegida Campeona 3 años de Europa y Caballo del Año en Irlanda. Perteneciente a una gran familia (fam. 20) el primogénito de Alpha Centauri tiene como 3ª madre a la estadounidense East of the Moon (91-06, Private Account en Miesque), doble ganadora clásica G1 en Francia, ½ hermana de excelentes corredores y reproductores, pero con sólo citar al imponente Kingmambo (90-16, por Mr. Prospector), podemos tomar dimensión de la clase de pedigree que ostenta este potrillo.

El potrillo «imitando» a su Campeona madre – Foto: Coolmore Stud.

Visualizando su papel, expandido a sus primeras 6 generaciones, tendremos que resaltar 4 presencias en linebred de Northern Dancer, a través de 4 de sus más importantes fuentes genéticas, a saber, Sadler’s Wells (81-11, en Fairy Bridge, por Bold Reason), Danzig (77-06, en Pas de Nom, por Admiral’s Voyage), Lyphard (69-05, en Goofed, por Court Martial) y Nureyev (77-01, en Special, por Forli). Además, está presente el beneficioso factor Rasmussen a la matrona Special (69-99, en Thong, por Nantallah), en fórmula 4×6, duplicada con balance de sexos, a través de la madre de Sadler’s Wells y su hijo estrella, Nureyev. Interesante y valiosa repetición es un 3×5, con balance de sexos, al brillante Miswaki (78-04, Mr. Prospector en Hopespringseternal, por Buckpasser), el abuelo materno de Galileo, cuyo abuelo materno, líder en ese rol, Buckpasser (63-78, Tom Fool en Busanda, por War Admiral), también aparece duplicado, 5×6, en su caso, a través de dos hijas, como suele suceder. Un linebred adicional completa el patrón. Se trata de un 5×6 al Jefe de Raza Hail To Reason (58-76, Turn-To en Nothirdchance, por Blue Swords), teneiendo como fuentes al abuelo materno de Sadler’s Wells y al gran Halo (69-00, en Cosmah, por Cosmic Bomb), como sabemos, un individuó que comparte 2ª madre con Northern Dancer.

Por ahora, disfrutemos de la hermosa imagen de la Campeona aprendiendo a ser mamá y del potrillo descubriendo el pasto. Es lo lógico. Sin embargo, no está mal soñar que ese alazán careto responda plenamente a ese pedigree que le diseñaron y se convierta en un “expansor” de su naturaleza genética, transformándose en otro Campeón, capaz de generarnos emociones similares a las que sus ancestros nos hicieron sentir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *