INGLATERRA: Prospecto para el Epsom Derby (G1), SIR DRAGONET «voló» en el Chester Vase S. (G3)

El castaño Sir Dragonet (16, Camelot en Sparrow, por Oasis Dream) era un secreto bien guardado. Hasta Hoy. Su espectacular actuación este miércoles, 8 de mayo, en el Chester Vase S. (G3, Chester, 2500m, grama, 3:37.24), donde “apabulló” a sus 7 rivales, lo descubrió como un relevante prospecto de su generación, incluso ya considerado un serio contendor para el venidero 240º Epsom Derby (G1, Epsom, 2400m, grama, junio/01).

Así se vio Sir Dragonet: «volando» – Foto: Edward Whitaker

Vencedor en su debut (Tipperary, 2100m, grama, 2:55.89), ocurrido hace apenas 13 días, en el cual derrotó a un contingente de 15 rivales, siendo escoltado a 3 cuerpos por el perdedor, en 3 salidas, Zarafshan (16, Shamardal en Zarshana, por Sea the Stars), la realidad era que pocos esperaban tal notable exhibición de superioridad. El castaño cruzó la meta, totalmente desprendido, con sólidos 8 cuerpos de ventaja sobre su más cercano rival, su compañero de establo Norway (16, Galileo en Love me True, por Kingmambo), ganador el año pasado del Zetland S. (Listado, Newmarket, 2000m, grama, 2:07.87) y figurador () en el Criterium de Saint-Cloud (G1, Saint-Cloud, 2000m, grama, octubre/27). Lo que si no fue sorpresa es que este resultado le brinda un nuevi 1-2 clásico a su genial entrenador, Aidan O’Brien, cuyo hijo Donnacha fue quien guio a la meta al resurgente potro, hijo del Campeón Camelot (08, Montjeu en Tarfah, por Kingmambo), mientras que el jinete “oficial” de la cuadra, Ryan Moore, estuvo sobre la silla de Norway, quien participó como el favorito de la carrera.

Último durante toda la primera parte de la prueba, prácticamente, hasta el inicio del giro del codo final, accionando a unos 8 cuerpos del puntero y a unos 2 cuerpos de Norway, que corría penúltimo, Sir Dragonet galopó a placer todo ese recorrido. Abandonó esa comodidad a pedidos de Donnacha O’Brien cuando se comenzaba a pisar terrenos del codo final, avanzando al mismo tiempo que Norway, dejando a éste atrás, en el camino que le llevó de viaje a toparse con el liderato de la prueba, que ejerció desde el vamos Dashing Willoughby (16, Nathaniel en Miss Dashwood, por Dylan Thomas). Fue tal la fuerza de su avance que a la entrada de la recta final ya estaba en punta. Donnacha O’Brien tuvo tiempo de acomodarse sobre la silla y luego dedicarse a arrear acompasadamente al potro, acompañando el importante paso que desarrollaba el potro. Norway, que siguió avanzando, pero a otro ritmo, al final logró quedarse con el lugar de escolta, pero como vimos antes, 8 cuerpos atrás, relegando a Dashing Willoughby a la 3ª posición.

Sir Dragonet, que responde al maravilloso nick Northern Dancer-Northern Dancer, en la brillante versión Sadler’s Wells-Danzig, perteneciendo a la misma familia del sensacional Galileo (98, Sadler’s Wells en Urban Sea, por Miswaki), sin duda alguna, se ganó por derecho ser suplementado para intervenir en el ya citado antes, 240º Epsom Derby (G1). Ahora, invicto en 2 salidas, sumando su 1ª victoria clásica de grupo, colocó sus premios en US$74.687. Ostenta un pedigree de Campeón, siendo el primer producto corredor de su madre Sparrow (11, en All Too Beautiful, por Sadler’s Wells), cuya madre es hermana del extraordinario Galileo y de Black Sam Bellamy (1999), también ganador clásico G1, además de ½ hermana de otros 5 ganadores clásicos, incluyendo al Campeón y Líder Semental Sea the Stars (06, por Cape Cross). En el contundente pedigree del potro resalta el importante inbred, 3×3, en este caso, al inolvidable Sadler’s Wells (81-11, Northern Dancer en Fairy Bridge, por Bold Reason), también visible en inbred en el papel de la Campeonísima Enable (14, Nathaniel en Concentric, por Sadler’s Wells).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *