JAPÓN: Murió el Líder Semental DEEP IMPACT

En su momento de plenitud atlética, a los 4 años, Deep Impact (02, Sunday Silence en Wind in her Hair, por Alzao) era una especie de Rock Start en su país. Triplecoronado, el en la historia hípica de su país, apenas el en carácter de invicto, arribó a París (Francia), para participar en el Prix de l’Arc de Triomphe (G1, Longchamp, 2400m, grama), pero no llegó solo. Le acompañó una legión de ciudadanos japoneses que “invadieron” literalmente la Ciudad Luz y acapararon las instalaciones del recordado “viejo” Longchamp. Era un potrazo impactante. No ganó, estuvo , pero luego sería descalificado. Un detalle que para nada ensucia el extraordinario cúmulo de triunfos y logros que alcanzó, sumando 11 victorias clásicas de grupo, de las cuales 7 fueron en clásicos G1, asegurando así un lugar en el Salón de la Fama del Hipismo japonés (2008). Desde entonces, el vistoso castaño se puso la banda en el pecho que le reconocía como el mejor descendiente del inolvidable Sunday Silence (86-02, Halo en Wishing Well, por Understanding), un sostén insustituible para el deporte hípico en Japón. Pero sería en la cría, a la cual ingresó después de su retiro en 2007, ejerciendo el rol de semental, donde Deep Impact sellaría para siempre ese título, grabado en el Oro de la intuición y el entendimiento, que le reconoce, sin ningún tipo de dudas, como el mejor Sunday Silence de la historia, haciéndole además como un gran contribuyente a la salvación y repunte de la línea paterna de su gran ancestro Hail To Reason (58-76, Turn-To en Nothirdchance, por Blue Swords). Caballo del Año en Japón a los 3 y 4 años (20052006), lo que ha logrado Deep Impact como padrillo, a veces, resulta tan abrumador, que nos oculta el gran atleta que fue. Y ello es porque fue un semental insigne, Líder en las estadísticas entre 2012 y 2018, dispuesto a ratificarse de nuevo esta temporada, pues lidera la estadística general de sementales con una producción monetaria que casi duplica a su más cercano seguidor, uno de sus hijos, el destacado Heart’s Cry (01, en Irish Dance, por Tony Bin). Aun así, nos parece demasiado temprano para que nos deje, para que se traslade a ese plano inasible de la vida eterna donde residirá para siempre.

Deep Impact en Shadai Stallion Station – Foto: Shadai Stallion Station

Sentimos rebeldía a tener que escribir sobre su muerte. Nuestra admiración por este increíble caballo atenta contra el deseo informativo. Remitiéndonos al comunicado oficial del Shadai Stallion Station (Hokkaido) conocemos que Deep Impact, uno de los más influyentes sementales del mundo a la fecha, fue sometido a una cirugía sobre su espina dorsal el pasado 28 de julio, de la cual salió, de acuerdo al parte médico, en buenas condiciones, calificándose la intervención quirúrgica de exitosa. Sin embargo, el lunes, 29 de julio, no fue capaz de levantarse, lo cual encendió todas las alarmas y extremó los cuidados sobre él. Así, en la mañana de este martes, 30 de julio, se le realizó una placa de Rayos X que descubrió una fractura en su columna cervical. Noticia fatal. No había posibilidad de recuperarse de ello. Se tomó entonces la decisión de sacrificarle y evitarle más sufrimientos. “Estamos extremadamente conmocionados y afligidos por el repentino giro de los acontecimientos”, afirma el comunicado del Shadai Stallion Station. La lesión en el cuello se le presentó a Deep Impact el pasado mes de abril, provocando ello el fin abrupto de su temporada de montas. Por ello, apenas unos 20 potros formarán parte de su producción 2020, que será la última que le representará en las pistas.

Deep Impact ganando el Arima Kinen (G1) en 2006 – Foto: Japan Racing Association

Deep Impact inicia este viaje a la eternidad apenas con un año más de edad que su padre, Sunday Silence que murió a los 16 años, el mismo año de su nacimiento. Padre de no menos de 42 ganadores clásicos G1 alrededor del mundo, Deep Impact acumula a la fecha 135 ganadores clásicos, el 84 % de los cuales son ganadores clásicos degrado/grupo (113). En su país suma 16 Campeones , entre ellos, su sensacional hija Gentildonna (09, en Donna Blini, por Bertolini), Triplecoronada y su producto mayor productor de dinero. Su enorme capacidad tranmisora de clase llamó la atención de los criadores del mundo y así en sus últimas temporadas Deep Impact recibió yeguas de enorme importancia, incluyendo varias procedentes de la yeguada de Coolmore , incluyendo varias hijas del sensacional Galileo (98, Sadler’s Wells en Urban Sea, por Miswaki). Asimismo, sus hijos están siendo utilizados como padrillos alrededor del mundo. No será fácil acostumbrarse a su ausencia física porque siempre parecerá estar presente, debido a la enorme influencia que seguirá teniendo en el devenir próximo. No nos queda más que repetir, como una letanía, ¡Gracias Campeón! ¡Gracias Campeón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *