NOTICIA DEL DÍA: El JOCKEY CLUB DE ARABIA SAUDITA decidió pagar todos los premios de la I SAUDÍ CUP, menos el de MAXIMUM SECURITY, que seguirá retenido

Han pasado poco menos de 6 meses de la disputa de la I Saudi Cup (King Abdulaziz, 1800m, US$ 20.000.000), disputada el pasado 29 de febrero, y hasta hoy poco o nada se sabía acerca de la premiación, más allá de lo anunciado a principios de marzo sobre la suspensión de sus pagos, debido al conocimiento público de la investigación-acusación desarrollada por la Fiscalía del Estado de Nueva York (EUA), acerca del uso de drogas ilegales por parte de Jason Servis, entrenador del Campeón Maximum Security (16, New Year’s Day en Lil Indy, por Anasheed), dentro de una causa enorme que involucra a muchos otros, incluido el también entrenador Jorge Navarro. Sin embargo, hoy apareció una “luz” para todos aquellos que participaron y figuraron con esfuerzos inmaculados, sin ningún tipo de dudas, y que estaban “castigados”, sin recibir sus premios, por una causa ajena, y el Jockey Club de Arabia Saudita (JCAS) anunció que procederá a hacer efectivo el pago de todos los que figuraron del al 10º lugares, obviando, por supuesto, la acreditación del pago correspondiente al ganador, debido a que aún no se concluye con la investigación referente al caso Servis-Maximum Security.

Importante es señalar que en el comunicado del JCAS se revela, por primera vez, que se objeta la participación de Maximum Security en la prueba, aunque en ninguna parte del escrito se advierte quién realizó dicho reclamo y en qué fecha se presentó. Sin embargo, el JCAS afirma que la investigación se lleva a cabo como consecuencia de la objeción presentada y, por supuesto, por los indicios que le justifican. Todo parece indicar que el JCAS no tomará ninguna decisión definitiva sobre esta situación, hasta que la justicia estadounidense determine si Servis y el resto de los 27 indiciados son o no culpables de los delitos que se les imputan. El comunicado aclara que “la investigación continúa pero que se ha visto obstaculizada por la crisis generada por la COVID-19 y por el hecho que el JCAS no forma parte de los procedimientos legales que ocurren en EUA”, agregando que por ello no tienen acceso a las pruebas que maneja la Fiscalía estadounidense, evidencias que son efectivamente necesarias para arribar a una decisión definitiva. Las autoridades hípicas sauditas finalizan el comunicado advirtiendo que no realizarán nuevos comentarios sobre este caso hasta la conclusión de la investigación. Así, según fuentes estadounidenses, habrá que esperar, por lo menos, un par de años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.