SANTA ANITA PARK (EUA): DESERT STONE atropelló con precisión en el San Gabriel S. (G2)

Después de 8 incursiones clásicas consecutivas sin éxito, este sábado, 4 de enero, el irlandés Desert Stone (15, Fastnet Rock en Starstone, por Diktat), luciendo los clásicos colores del Zayat Stables LLC, logró romper el “maleficio” y atropelló preciso en la recta final de Santa Anita Park (California), para arrebatarle el triunfo, prácticamente en la raya, al gran favorito Cleopatra’s Strike (13, Smart Strike en Cleopatra’s Needle, por Sky Classic), en el San Gabriel S. (G2, 1800m, grama, US$200.000), la prueba mejor rentada de la jornada en EUA. En la conducción del entrenado de Richard Baltas estuvo el joven Geovanni Franco, quien parece conocerle un “secreto” al corredor irlandés, pues todos sus triunfos, así como todas las figuraciones clásicas que ha logrado el ejemplar, han ocurrido con Franco sobre sus estribos.

Desert Stone mostró gran recuperación – Foto: Benoit

La prueba se dio con el moro Overdue (15, Overanalyze en Nushka, por Cherokee Run) indicando el camino, bajo presión de Majestic Eagle (15, Medaglia d’Oro en Double Tapped, por Tapit), durante largo trecho, mientras que el favorito Cleopatra’s Strike les seguía de cerca en un segundo pelotón que accionaba a poco más de 1 cuerpo. Por su parte, Desert Stone, aunque nunca alejado de las acciones de sus rivales, siempre corrió en la última posición. La prueba avanzó con tal disposición en parciales de 24.26 (400m), 48.78 8800m) y 1:11.65 (1200m). Siempre con el moro dominando, a pesar de la presión insistente de Majestic Eagle, tomaron el giro del codo final y entraron a la recta de las decisiones. Majestic Eagle logró efímero dominio a inicios de la recta porque pronto sintió y cedió ante el asedio de Cleopatra’s Strike, que emocionó a las tribunas pues parecía enrumbarse al triunfo, cuando apareció, por centro de cancha, rematando con muchas fuerzas Desert Stone y, reduciendo eficazmente la ventaja del favorito, logró derrotarle, pasándole justo cuando el tiempo parecía acabarse. Habiéndose dejado la milla en 1:35.98, el remate oficial de la prueba fue de 11.65, una muestra de la aceleración final desarrollada por Desert Stone, dueño de la marca final de 1:47.63.

Desert Stone no corría desde mayo pasado, cuando salió mal de su participación en el Shoemaker Mile S. (G1, Santa Anita Park, 1600m, grama, US$500.000), su único fracaso real bajo la conducción de Geovanni Franco. Una carrera antes, el 30 de marzo de 2019, había figurado en el Frank E. Milroe S. (G1, Santa Anita Park, 1600m, grama, US$400.000), una de las 3 figuraciones clásicas de grado que suma bajo la monta de Franco. Ahora, tras su sorpresivo triunfo, colocó su campaña actual en 3-2-2 (16 acts.), llevando sus premios a US$332.662. Con su primer triunfo clásico deja en claro la gran labor realizada en la cuadra de Baltas para recuperarle y traerle al tope en este regreso.

Desert Stone se convierte en el 150º ganador clásico producido por el múltiple Campeón australiano y múltiple Líder Semental Fastnet Rock (01, Danehill en Piccadilly Circus, por Royal Academy), padre a la fecha de 13 producciones en edad de correr en ambos hemisferios, mostrando un importante 8,9 % de sus corredores como ganadores clásicos. Hermano del ganador clásico G3 en Inglaterra, Euginio (2014) y ½ hermano de la ganadora clásica Handassa (08, por Dubawi), el guapo irlandés responde a un benéfico patrón de cruce Northern Dancer-In Reality, producido en una versión Danzig-Known Fact, que genera un pedigree libre de repeticiones dentro de las primeras 4 generaciones, que al expandirse hasta la 6ª generación permite visualizar un cuádruple linebred al extraordinario Northern Dancer (61-90, Nearctic en Natalma, por Native Dancer), en arreglo (4×5)x(5×5), obtenido a través de 4 fuentes distintas, todos excelentes sementales, a saber, Danzig (77-06, en Pas de Nom, por Admiral’s Voyage), Nijinsky II (67-92, en Flaming Page, por Bull Page), Sadler’s Wells (81-11, en Fairy Bridge, por Bold Reason) y Be My Guest (74-04, en what a Treat, por Tudor Minstrel). La incidencia del gran padrillo en este pedigree se consolida con 5 presencias de su madre y tres de su inigualable abuelo materno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *