TAMPA BAY DOWNS (EUA): KING GUILLERMO fue gran sorpresa en el Tampa Bay Derby (G2) y sumó 50 puntos en la Ruta al Derby de las Rosas (G1)

Los pronósticos no le daban chance (49-1), pero en la carrera nunca estuvo más allá del lugar, pese a que le tocó largar desde el incómodo puesto de pista #11, afuera de todos menos uno de sus rivales. Tomando un buen brinco y respondiendo a pedidos de su jinete, el venezolano Samy Camacho, el potro King Guillermo (17, Uncle Mo en Slow Sand, por Dixieland Band) hábilmente se ubicó con rapidez entre los 3 primeros del lote, logrando girar el primer codo sin regalar ventajas innecesarias. Cediendo el liderato a Relentless Dancer (17, Midshipman en Passion for Words, por Benchmark), sin embargo, no le dio libertades, ubicándose a su costado externo, en el 2º lugar, apareado con Texas Swing (17, Curlin en Derby Eve, por Tiznow), que accionaba pegado a la baranda interna. Estos tres liderarían las acciones durante los primeros 800m, rechazando la presión de algunos rivales como Spa City (17, Street Sense en Sara Louise, por Malibu Moon) y Bye Bye Melvin (17, Uncle Mo en Karlovy Vary, por Dynaformer), que trataron de presionarles sin ningún efecto. Mientras tanto, el gran favorito Sole Volante (17, Karakontie en Light Blow, por Kingmambo) corría entre los últimos, ganándose a uno o dos rivales.

King Guillermo se mostró bárbaro sobre la arena – Foto: SV Photography.

Pasados los parciales de 23.89 (400m) y 48.16 (800m), Camacho comenzó a mover a King Guillermo, planteándole pelea en serio a Relentless Dancer, que en principio parecía no ceder. Ambos, en lucha cerrada, se desprendieron del resto, que seguí encabezado por Texas Swing. Sin embargo, registrados los 1200m en 1:12.00, la carrera entró en terreno definitorio, porque King Guillermo dio fácil cuenta de su rival y penetró a la recta final como líder en crecimiento. Así, apenas sintió el rigor del látigo de Camacho, el potro utilizó la recta final para desprenderse definitivamente de sus contendores, tanto que a mitad de recta era un hecho que sería el vencedor. Respondiendo en todo momento al arreo preciso del venezolano Camacho, el potro accionó seguro hacia la meta, dejando registro de 1:42.63 (1700m), apenas 88 centésimas por encima del récord vigente. Se hizo dueño así de 50 puntos válidos para la clasificación al Kentucky Derby (G1, Churchill Downs, 2000m, mayo/02). Unos 5 cuerpos atrás, en el 2º lugar, se clasificó el favorito Sole Volante, que atropelló con cierta efectividad, adosado a la baranda interna, pero sin comprometer en ningún momento el cómodo triunfo de King Guillermo, que alcanzó su 1ª victoria clásica. Para la 3ª posición se confirmó Texas swing, que estuvo a la defensa de esa posición todo el trayecto, cruzando el disco a casi 7 cuerpos del ganador. Relentless Dancer, pese a ceder la punta a principios de la recta final, fue capaz de mantenerse , a tan sólo ½ cuerpo de Texas Swing. Poco hizo el resto por el triunfo, incluido el 2º favorito Chance It (17, Currency Swap en Vagabon Diva, por Pleasantly Perfect), que corrió siempre en posiciones intermedias, logrando clasificarse en la pizarra final, aunque sin puntos para el “Derby”. Sole Volante con su 2º puesto llega a 30 puntos en total en la Ruta al Derby, mientras que Texas Swing suma sus primeros 10 puntos y Relentless Dancer alcanza 6 puntos acumulados.

Para el entrenador venezolano que unas horas antes había logrado su primer triunfo clásico de grado en EUA, triunfando en el Challenger S. (G3, Tampa Bay Downs, 1700m, US$100.000), disputado en la misma jornada de carreras, fue su 2ª victoria clásica de grado, la primera G2 y constituye su más importante victoria desde su traslado definitivo a EUA durante el año 2018. Por su parte, Samy Camacho, ganador a principios del mes de febrero del Tampa Bay S. (G3, Tampa Bay Downs, 1700m, grama, US$175.000), también viene a ser su 2ª victoria clásica de grado, al ser G2, la más importante hasta ahora en su campaña en EUA, donde trabaja continuamente desde 2016. El potro, defensor de los colores del Victoria’s Ranch, propiedad del consagrado Grande Liga venezolano Víctor Martínez, logrando su 1ª victoria clásica, coloca su campaña en 2-0-1 (4 acts.) y eleva sus premios a US$240.350. Habiendo debutado en baja forma sobre la arena en septiembre del año pasado, el potro fue trasladado a la grama, donde salio de perdedor y figuró en el Pulpit S. (Gulfstream Park, 1600m, grama, US$75.000) el pasado 30 de noviembre. Sin embargo, de acuerdo a lo expresado por Víctor Martínez, el potro trabajaba de forma llamativa en la arena y “se le dio la oportunidad”, la cual sin dudas aprovechó solventemente. El ex-pelotero se emocionó al extremo cuando recordó que el potro llevaba el nombre de su padre, fallecido cuando apenas contaba con 6 años y señaló que «soñar no cuesta nada» -dreams are free-, parafraseando a su madre.

El Grande Liga Víctor Martínez se mostró muy emocionado – Foto: Captura TV.

Adquirido por US$150.000 como dosañero, en las ventas de OBS 2019, el potro es hijo del consistente Uncle Mo (08, Indian Charlie en Playa Maya, por Arch), convirtiéndose en su 55º ganador clásico. Siempre entre los líderes sementales desde sus inicios, con 5 producciones en edad de correr, el semental de Coolmore, Campeóna los 2 años en EUA, muestra un importante 7,7 % de sus corredores como ganadores clásicos. Entre sus ganadores clásicos se cuenta el ganador del Kentucky Derby (G1) en plan de invicto Nyquist (13, en Seeking Gabrielle, por Forestry). Se trata del primer ganador clásico producido por su madre, una hija de la ganadora clásica y comprobada yegua madre Slow Down (97, Seattle Slew en Corrazona, por El Gran Señor).

Responde al benéfico patrón de cruce Caro-Northern Dancer, una poderosa versión del nick mundial Nearco-Nearco, que en este caso produce un pedigree que ostenta la promisora duplicación al prolífico semental Dixieland Band (80-10, Northern Dancer en Mississippi Mud, por Delta Judge), entre los más grandes sementales producidos por su padre, que se duplica acá en inbred, 4×2, siendo el padre de la 3ª madre de Uncle Mo, a la vez que el abuelo materno del potro. Expandiendo la vista del pedigree hasta la 6ª generación, es notoria la poderosa presencia del inigualable Nortehrn Dancer (61-90, Nearctic en Natalma, por Native Dancer), visible en fórmula (6x6x5)x(3×5), a través de 4 fuentes distintas, añadiéndose a la duplicación de Dixieland Band, los genes de Danzig (77-06, en Pas de Nom, por Admiral’s Voyage), Sovereign Dancer (75-93, en Bold Princess, por Bold Ruler) y El Gran Señor (81-06, en Sex Appeal, por Buckpasser), éste último padre de la 3ª madre del potro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.