Todo está en orden: CATHOLIC BOY ÓPTIMO DESPUÉS DEL TRAVERS S. (G1)

Convertido en todo un suceso, luego de su extraordinaria victoria del sábado pasado en el Travers S. (G1, Saratoga, 2000m, 2:01.94), el castaño Catholic Boy (15, More Than Ready en Song of Bernardette, por Bernardini) se mantiene en magnífico estado físico, por lo que su feliz entrenador, Jonathan Thomas, se plantea, con más seguridad que nunca, la presencia del potro en la próxima Breeders’ Cup Classic (G1, Churchill Downs, 2000m, noviembre/03). Señalando que el potro salió feliz de su puesto al día siguiente de su triunfo, Thomas confirmó a la prensa hípica estadounidense que “salió de la carrera en perfectas condiciones”.

Catholic Boy y Thomas juegan con una flor de la guirnalda del Travers S. (G1) – Foto: Sarah K. Andrew

Poco después de la memorable actuación del sábado –25 de agosto-, el entrenador planteó que tal vez el Hill Prince S. (G2, Belmont Park, 1800m, grama, octubre/06) sería la carrera preparatoria para Catholic Boy, si se decidiera correr la Breeders’ Cup Classic (G1). Sin embargo, existe la posibilidad que el potro pueda presentarse una semana antes –septiembre, 29– en el reputado Jockey Club Gold Cup S. (G1, Belmont Park, 2000m, US$1.000.000) y usar esta carrera como la definitiva preparatoria para el máximo compromiso de la temporada que de pronto para él es la citada Breeders’ Cup Classic (G1).

“El Hill Prince S. (G2) tiene mucho sentido; iría contra rivales de su misma edad, bajaría a los 1800m y sobre una superficie que sabemos es algo más segura para él”, afirmó Thomas, según lo publicado por el prestigioso Thoroughbred Daily News. “No sé aún si queremos correr contra Diversify (13, Bellamy Road en Rule One, por Street Cry) -en el Jockey Club Gold Cup (G1)- con todo lo veloz que es. No sé si es algo con lo que estoy cómodo. Este caballo también tiene la habilidad de correr desde atrás. Dejaremos que las próximas dos semanas nos hablen”, añadió el ahora expectante entrenador.

“El año pasado el Travers S. (G1) era la última cosa en la que habríamos pensado”, señaló Thomas. “Creíamos que teníamos un buen potro gramero para carreras de 4 codos, lo cual era perfecto para nosotros. Lo hemos tenido con nosotros desde que era weanling y ver su desarrollo… ha sido como tener a un jugador de la NFL desde la escuela”, expresó, entre orgulloso y sorprendido, Thomas, quien anexó a su récord su 2ª victoria clásica G1 este sábado, siendo su “mecenas” para ello el nuevo “muchacho de la película”, Catholic Boy.

Habrá que esperar entonces, un par de semanas para saber el próximo paso competitivo del versátil ganador del “Derby del Verano” (G1) y del Belmont Derby Invitational S. (G1, Belmont Park, 2000m, grama, 1:59.28). Habrá que tener un poco de paciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *