Pero sigue la polémica: BOLT D’ORO Y MCKINZIE ESTÁN EN PERFECTAS CONDICIONES

A pesar de la dura batalla que protagonizaron el sábado pasado en Santa Anita Park (California, EUA), robándole el protagonismo no sólo a las otras pruebas exclusivas para tresañeros de la jornada sabatina en Estados Unidos, sino también al trío de clásicos G1 disputados en su mismo escenario, los potros Bolt D’Oro (15, Medaglia D’Oro en Globe Trot, por A.P. Indy) y McKinzie (15, Street Sense en Runway Model, por Petionville) fueron reportados en excelente condición física, sin ningún tipo de problemas, como no sea recuperarse del esfuerzo realizado.

La carrera ha sido, definitivamente, la carrera más emocionante de lo que va de temporada, a lo cual podríamos agregar el calificativo de la más “polémica”. Ante la clara decisión de los jueces de carrera de Santa Anita Park, la cual admiten haber tomado por unanimidad, expresada en voz de Jefe del California Horse Racing Board, Darrel McHargue, quien dijo: “El incidente en el poste de los 100m finales fue claro. McKinzie… cargó afuera bajo castigo con mano izquierda y tropezó… Bolt D’Oro, afuera, perdió su paso y eso le costó una mejor figuración. El margen de la victoria fue sólo una cabeza, así que, por tanto, McKinzie fue distanciado”.

Bolt D’Oro y McKinzie en su duelo del sábado. Foto: Benoit.

No todos están de acuerdo con la posición de los comisarios. En el caso del columnista de Thoroughbred Daily News, Bill Finley, introduce hasta un factor místico, aduciendo que podría ser la acción de “los dioses del hipismo” tratando de balancear la controversial decisión comisarial tomada en el reciente Los Alamitos Futurity (G1, Los Alamitos, diciembre/09), la cual convirtió a McKinzie y sus allegados en triunfadores. Finley basa su “propuesta” en datos estadísticos: ¿Cuántos ejemplares se conocen que hayan sido subidos al 1º y bajados al 2º en pruebas clásicas G1? No pueden ser muchos, afirma Finley. De allí que podrían estar metidas “las manos de los dioses”. De todos modos, Finley cree, a diferencia de los jueces de carrera, que el tropiezo a la entrada de la recta fue mucho más fuerte que los de los 100m finales, afirmando que ese primer tropiezo le hizo perder la acción a Bolt D’Oro y que era suficiente para distanciar a McKinzie. Como al final fue distanciado McKinzie califica como correcta la decisión, aunque no la argumentación de los comisarios.

Con una posición contraria, como es de esperarse, anda el entrenador Bob Baffert, quien perdió “la dulzura de su carácter”, llegando a afirmar el mismo sábado que no correría más a McKinzie en Santa Anita y retiró poco después a Hoppertunity (11, Any Given Saturday en Refugee, por Unaccounted For) del Santa Anita H. (G1, Santa Anita, 2000m, US$600.000), la prueba mejor rentada de la jornada, que sería su preparatoria para su posible participación en la próxima Dubai World Cup (G1, Meydan, 2000m, US$10.000.000). Más calmado, el domingo, Baffert conversó vía telefónica con Thoroughbred Daily News y aportó reflexiones más tranquilas, aunque de ninguna manera comparte la decisión de los comisarios. “Todavía me tiene sorprendido que lo hayan distanciado, sólo porque al inicio de la recta se puede ver el foul flagrante que comete Javier (Castellano) tratando de apretar, y se le fue la mano y lo golpea (a McKinzie), empujándolo adentro”, afirma Baffert. Y luego visualiza o ironiza: “Tal vez si hubiese llegado 2º me habrían subido”.

Baffert además no cree en la “unanimidad”, preguntándose ¿por qué se tomaron 15 minutos para decidir? “Esto quizás es lo que más me molesta. Me hubiera gustado que hubiesen sido un poco más rápidos. Para mí, es un signo que tenían problemas para justificar la decisión”, señala. El entrenador dijo que vio después a los jueces y les preguntó cómo habían votado. Le contestaron que fue una decisión unánime. Baffert dice que les preguntó también ¿por qué se tomaron tanto tiempo?, pero que los comisarios no quisieron seguir conversando con él. También afirma haber hablado con Javier Castellano. “Él se sintió muy mal. Le dije, ¿por qué lo golpeaste en la curva, por qué hiciste eso?. Él me contestó, bueno, estaba tratando de cerrar y puede habérseme ido la mano un poco”.

Esa es la versión de Baffert porque después de la carrera, apenas cruzaron la meta, se le vio a Javier Castellano molesto y lo mismo vale para Mike Smith. El jinete venezolano aclaró a la prensa de Santa Anita que su reclamo se debió a lo ocurrido en los 100m finales, precisamente, los tropiezos que los jueces señalan como decisivos para proceder al distanciamiento de McKinzie. Por supuesto, Smith tiene una visión distinta y acusa a su colega. “El último golpe donde me golpea atrás, me volteó. Estaba tratando de hacer mi carrera y él estaba encima de mí. En los 400m finales, después de los 400m finales y sobre la meta me golpea y me empuja. Quiero decir, se tomó para si toda la pista y estaba sobre mí que iba en la baranda. Yo siento que no hice nada. A mí me obligaron. Me golpeó duro atrás y me empujó”, afirmó Smith.

Volviendo a Baffert, en su conversación telefónica con TDN se le preguntó si correría a McKinzie en el Santa Anita Derby (G1), programado para el próximo 7 de abril. Escurridizo, Baffert contestó: Es un probabilidad. Si necesitara una semana más, iríamos a otra parte. No estoy seguro”. Asimismo, Baffert justificó el retiro de Hoppertunity por el estado de la pista, señalando que no se mueve bien en el fango.

A todas estas, lo importante sigue siendo que Bolt D’Oro y McKinize se encuentran en perfectas condiciones, de acuerdo a lo expresado por los entrenadores el domingo, horas después de la carrera. “Bolt regresó fantástico” dijo Ruis. “Se comió su alimento y tiene sus miembros intactos y fríos”, agregó. Ruis no confirmó que Castellano seguiría sobre la silla del potro y dijo que eso dependía de la decisión del Campeón jinete, pero que ya tenía como opción para sustituirle a Victor Espinoza.

Nos queda esperar por el Santa Anita Derby (G1, Santa Anita, 1800m, US$1.000.000), programado para el 7 de abril, cuando, con probabilidades a favor, podríamos estar siendo testigos de la “revancha” y tal vez tener una mejor visión de cuál es el mejor entre ellos, por ahora, los líderes de la generación en EUA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *