Tal como se esperaba: CRAZY ICON SE SOBRÓ EN EL GRAN PREMIO ESTRELLAS CLASSIC (G1)

Ante la ausencia de los que se mostraron como los mejores de la generación, que han migrado a otros lares, buscando nuevas hazañas, y visto lo mostrado por Crazy Icon (13, Sixties Icon en Crazy Arrow, por Orpen) en su incipiente campaña de apenas 4 salidas, todos, propios y extraños, esperaban una victoria contundente del «delicado» potro en el Gran Premio Estrellas Classic (G1, San Isidro, 2000m, grama), una prueba con premios a repartir por Arg$2 millones (aprox. US$125.000). Y el entrenado de Roberto Pellegatta no decepcionó a nadie, por el contrario, ilusionó a muchos, porque pareció presentarse como un nuevo «Campeón» para la afición, si la salud le acompaña, pues su entrenador hizo mucho énfasis en hablar de sus problemas de salud.

Noriega celebra el triunfo de Crazy Icon – Foto: Campana de Largada

Alerta desde la partida, muy contenido por Juan Carlos Noriega, que no quería cometer «errores», Crazy Icon se ubicó 2° en las primeras de cambio, a unos 3 cuerpos de Areco Run (11, The Leopard en Run Up The Banner, por A.P. Indy), que salió raudo a dejar parciales de 25.04 (400m) y 49.52 (800m). Poco a poco, accionando entre Forty One (13, Archipenko en Forty Marinesca, por Roar), por fuera, y Cry Me A River (13, Not for Sale en Tapzig, por Pleasant Tap), por dentro, el castaño hijo de Sixties Icon (03, Galileo en Love Divine, por Diesis) se fue acercando al puntero, naturalmente, pese a los grandes esfuerzos de Noriega por contenerle. Sin embargo, sin aún correr en firme, Crazy Icon se mantenía a un paso de la punta, pasando a dominar en terreno derecho, pese a los esfuerzos de Forty One por evitarlo. Pero, una vez que Noriega decidió exigirle potencia, Crazy Icon dejó claro que ese no era rival para él, como tampoco lo fue Don Archi (13, Archipenko en Doña Ideal, por Sunray Spirit), que remató con dureza en la recta decisiva, pero sólo para arrebatarle el segundo lugar a Forty One, porque Crazy Icon estaba en otra carrera, galopando hacia su primera victoria G1, tal vez la primera de varias por venir.

Con par de segundos clásicos precedentes a esta victoria, Crazy Icon venció en sus primeras salidas, figurando luego 2° en el Clásico Otoño (G2, Palermo, 2000m, marzo/12) y en el Gran Premio Miguel Alfredo Martínez de Hoz (G1, San Isidro, 2000m, grama, febrero/04), esta última, una carrera que debió ganar, perdiendo por «mala suerte» o como advirtió hoy Noriega por su equivocación, echándose la culpa. En todo caso, esa carrera hizo evidente que este potro está para más y hoy en San Isidro lo demostró. Ahora su campaña se resume en 3-2-0 (5 acts.). Para Noriega fue su 3ra victoria consecutiva en la prueba, las dos últimas con pupilos del stud «Las Canarias»; mientras que para el exitoso Pellegatta fue su 5ta victoria en la carrera.

Crazy Icon es el 2° ganador clásico que produce su padre con su 1ra producción en Argentina, ambos G1, pues es padre del Campeón Sixties Song (13, en Blissful Song, por Unbridled’s Song), ganador del «Pellegrini» (G1) y del «Latinoamericano» (G1), confirmándose como el mejor de su generación en América del Sur. El potro responde al poderoso patrón de cruce  Northern Dancer-Northern Dancer, en su excelente versión Sadler’s Wells-Danzig, hoy en día con grandes representantes alrededor del mundo. En este caso, la fórmula reúne a dos nietos paternos del gran padre de padrillos: Galileo (98, Sadler’s Wells en Urban Sea, por Miswaki) y Lure (89, Danzig en Endear, por Alydar). Interesante destacar acá que es notoria la duplicación de los patrones de cruce de Sadler’s Wells y Orpen (96, Lure en Bonita Francita, por Devil’s Bag), Campeón Dosañero en Irlanda y líder semental en Argentina, abuelo materno de Crazy Icon. Ambos responden al benéfico patrón Northern Dancer- Hail To Reason, asegurándose así la repetición de ambos en el pedigree del potro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *